Las Provincias

Las alternativas para el ocio juvenil en Chella

  • El crimen de Vanessa ha traído los primeros cambios para los adolescentes a la hora de disfrutar

La llegada de la adolescencia e incluso la preadolescencia supone un cambio en el comportamiento de los jóvenes. De estar prácticamente las 24 horas del día controlados por sus padres, llega el momento de buscar espacios de ocio donde disfrutar de la noche, incluyendo las conocidas negociaciones con los progenitores para llegar más tarde a casa. «Nos gusta estar sobre todo en la calle, cuando se puede, pasándolo bien y hablando de nuestras cosas», resume Pedro.

En el caso de la localidad de Chella y, por extensión, toda la comarca de la Canal de Navarrés, donde los jóvenes, como es obvio, carecen de las múltiples opciones que puede haber en ciudades de mayor tamaño, también encuentran sus espacios de socialización y diversión. El pub Harlem, en Chella, es uno de los principales puntos de encuentro, no sólo del municipio: «Nos gusta ir allí y pasar el tiempo con los amigos», comentó Pedro, un vecino de Chella. Recientemente, este local celebró un festival musical con la presencia de varios dj's. A pocos kilómetros de Chella, el pub Ana, en Bolbaite, también es un punto destacado de reunión los fines de semana.

Este vecino quiso recordar que la edad no va en consonancia con «las ganas de fiesta. Hay gente de 15 o 16 años que sale mucho más que los que tienen 18». Pero los pubs, que son un buen espacio en el que estar cuando hace frío, son cambiados por espacios al aire libre cuando el tiempo lo permite, que es buena parte del año: «Además de estar en los parques, también nos gusta ir a discotecas. Si tenemos algún amigo mayor de edad o nos puede llevar algún padre, una de nuestras discotecas preferidas es la Seven, en Xàtiva». En la capital de la Costera, al centro comercial plaza Mayor «también solemos ir bastante, a cenar o al cine».

Atrás quedan los tiempos de la 'ruta del bakalao' en los que Enguera, con su discoteca, era el epicentro de la fiesta para toda la comarca. Ahora hay que desplazarse a Xàtiva para disfrutar de una discoteca.

Además, en el caso de que algún amigo tenga «una caseta» en el término, los jóvenes explican que les gusta ir a ellas a disfrutar de la música o a hacer una 'torrà': «Si está lejos de las casas, podemos escuchar música sin molestar». El alcohol tampoco queda fuera de estos espacios, reconocen.

Otra opción para los jóvenes de estos pequeños municipios, no hay que olvidar que Chella tiene algo más de 2.000 habitantes, son las fiestas que pueden ir celebrando a lo largo del año en distintas poblaciones: «Aquí hay que ingeniárselas para que te lleve alguien o ir en moto quien la tiene», comenta Laura. Las verbenas son espacios preferidos por los jóvenes a la hora de divertirse junto a los amigos.

Las paellas de Canals o la multitudinaria 'fira de Xàtiva' son dos celebraciones fijas en el calendario de los chavales. Algunos de ellos también quieren que se recuerde que no todo son discotecas: «A muchos nos gusta hacer deporte en el polideportivo o salir a correr cuando tenemos tiempo libre. No todo es fiesta», aunque otro joven recuerda que «una cosa no es incompatible con la otra».

Pero el desgraciado caso acaecido esta semana en Chella, la muerte de Vanessa, ya ha traído las primeras consecuencias en forma de cambios a la hora de disfrutar del ocio por parte de los jóvenes en la zona. En primer lugar, «las chicas están ahora más asustadas, aunque se haya detenido al presunto asesino de Vanessa, y tienen miedo de volver a casa solas de noche. Muchas amigas mías lo han comentado», explicaba José, un vecino de Chella.

Además, uno de los amigos de Vanessa confesó que este fin de semana tenían previsto desplazarse hasta la ciudad de Valencia para asistir al festival Project Koway que contaba en su cartel con artistas como Vitale o Dyro entre otros, «pero no nos apetece y hemos cambiado de idea por todo lo que ha pasado. No estamos de ánimo para irnos de mucha fiesta», confesaba con la voz entrecortada uno de los jóvenes que buscan alternativas para su ocio en Chella.