Las Provincias

Concentraciones en Valencia por los asesinatos machistas de Chella y Calpe

  • Puig ha asegurado que este tipo de muertes no se pueden consentir, «ni siquiera las bases que provocan este asunto desde el punto de vista cultural»

Diferentes localidades de la Comunidad Valenciana han celebrado hoy concentraciones y minutos de silencio para condenar los asesinatos de una joven de 15 años en Chella (Valencia) y de una mujer de 75 años en Calpe (Alicante), y mostrar afecto a los familiares y amigos de ambas.

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha defendido hoy en Morella (Valencia) la necesidad de "un gran pacto contra la violencia de género" que empiece por la educación, y ha advertido de que el machismo "mata" y es "terrorismo", por lo que debe combatirse "con todas la herramientas".

Lo ha hecho en el minuto de silencio convocado para condenar los asesinatos de una joven de 15 años en Chella (Valencia) y de una mujer de 75 años en Calpe (Alicante), y ha mostrado su "cariño, afecto y solidaridad" a familiares y amigos de ambas víctimas.

El president ha asegurado que la situación "no puede seguir así", y ha considerado que tiene que haber "un gran pacto contra violencia de género, empezando por la educación", pues, a su juicio, lo ocurrido en Chella, donde la víctima tenía 15 años y el autor es, supuestamente, un amigo suyo, de unos 20 años, es "terrible".

La joven estaba desaparecida desde hace dos días y un amigo suyo, que ha sido detenido, ha confesado el crimen.

Ha asegurado que este tipo de muertes no se pueden consentir, "ni siquiera las bases que provocan este asunto desde el punto de vista cultural", ha añadido.

Puig ha trasladado "toda la estima, cariño, afecto y solidaridad" a los familiares y amigos de las dos mujeres asesinadas, en un momento en el que, según ha reconocido, cualquier acompañamiento no puede evitar "la profunda depresión que producen actuaciones como estas, que no tiene ningún tipo de explicación".

El Ayuntamiento de Calpe ha acogido a sus puertas una concentración de cinco minutos en rechazo del asesinato de la ciudadana belga Jaqueline Luykc, supuestamente a manos de su marido, un acto que se ha celebrado también en otras localidades de la Comunidad Valenciana.

La Guardia Civil informó ayer de que habían encontrado a un matrimonio muerto, ambos de nacionalidad belga y de 75 años de edad, en un edificio de Calpe, donde pasaban largas temporadas, y la principal hipótesis que barajan es que el hombre mató supuestamente a la mujer y luego se suicidó arrojándose desde un noveno piso.

Según un comunicado del consistorio, la concejala de Igualdad y Política Social, Ana Perles, ha condenado los hechos y ha manifestado su repulsa ante la lacra social que supone la violencia de género.

Perles ha mostrado también sus más sentidas condolencias con el pueblo de Chella (Valencia).

La concejala ha pedido un Pacto de Estado contra la violencia de género tras la concentración, en la que han participado varios miembros de la corporación y numerosos vecinos y a la que se ha sumado la cónsul belga en Alicante, Anneke Mussche.

El Ayuntamiento de Alicante ha informado de que el concejal de Presidente, Natxo Bellido, ha encabezado una concentración, con varios miembros de la corporación y de la sociedad civil a las puertas del consistorio para condenar el asesinato de Calpe.

Al término del acto, la concejala de Igualdad, María José Espuch, ha trasladado sus condolencias y solidaridad con la familia y allegado de la víctima en nombre de toda la ciudad de Alicante y ha considerado necesaria una implicación de todos, Administración y ciudadanía, para prevenir y luchar contra la violencia de género.