Las Provincias

Una parada guarda su turno en una oficina del Servef.
Una parada guarda su turno en una oficina del Servef. / R. A.

Caída récord del número de familias con todos sus miembros en el paro

  • El tirón histórico del sector turístico en verano ha sido determinante para que 13.100 hogares abandonen la bolsa de extrema pobreza que aún afecta a 63.400

La mejora del mercado laboral de la provincia registrada en el tercer trimestre del año, con 40.400 desempleados menos desués de que la ocupación creciera en 29.800 personas y la población inactiva aumentara en 10.600, está teniendo una traslación muy directa a la situación real de las familias. En clave positiva, pues en el período analizado por la última Encuesta de Población Activa (EPA) se registra la mayor reducción en la última década de hogares en los que todos y cada uno de sus miembros se halla en el desempleo.

El sindicato CC OO analizó ayer el capítulo de las viviendas familiares que recoge la EPA, pero eludió destacar la notable mejora que anotan los hogares desde el punto de vista laboral. Aunque todavía hay 63.400 casas en los que todos están sin poder trabajar, la cifra supone una notabilísima reducción de 13.100 en solo un trimestre.

Se trata de la mayor mejora de la variable en, al menos, la última década, cuando empezaron los primeros síntomas de recesión. La importancia del dato aún destaca más si se establece la comparación con las otras dos provincias de la comunitat, pues en Valencia hay 14.600 nuevos hogares en los que nadie trabaja en el tercer trimestre de 2016 respecto al anterior trimestre y en Castellón la cifra apenas se reduce en 3.200 casas, diez mil menos que en Alicante.

Además, en términos interauales, es decir, en los últimos doce meses, Alicante también se beneficia por la mejora laboral de las familias, al haber 5.900 menos en las que todos los miembros activos (en edad y ganas de trabajar) están desempleados. No obstante todo, la provincia aún acumula una insoportable cifra de 63.400 casas en ls que ninguno de sus moradores tiene la oportunidad de realizar un trabajo remunerado. Una cifra que casi se cuadruplica respecto a la existente en el mes de septiembre de 2006, cuando apenas había 16.800 familias paupérrimas desde el punto de vista laboral, en plena expansión de la burbuja inmobiliaria en la Costa Blanca, con jóvenes y adultos empleados en la construcción de miles de viviendas turísticas y residenciales. El resto de variables recogidas por el INE en la EPA sobre viviendas familiares también mejoran en la provincia. Así, hay 27.500 hogares menos en el últim trimestre con al menos la mitad de los activos parados. Y, además, existen 26.600 casas en las que hay algún activo parado Por contra, los hogares en los que todos sus miembros están ya ocupados crece en 21.100 en el verano y suman ya 398.500 casas. Y los hogares con un ocupado o más también crecen en 7.600.

El responsable de Empleo de CC OO en Alicante, José María Ruiz Olmos, destaca, sin embargo, que hay 900 viviendas más sin perceptores de ingresos, lo que «demuestra que sigue incrementándose la pobreza». Un dato que recoge la EPA y que no deja de suponer una paradoja.