Las Provincias

El Consell reclamará al Gobierno 389 millones de medicamentos de la hepatitis y atención a desplazados

  • Desde la creación del Fondo de Garantía Asistencial (FOGA) en el año 2012 debería haberse puesto en marcha la compensación económica

La Generalitat reclamará al Gobierno 389 millones de euros de los tratamientos de la hepatitis C de 2015 y 2016 y la atención sanitaria de personas desplazadas de otras Comunidades Autónomas.

Esos 389 millones se desglosan en 302,4 millones por la falta de compensación por la atención primaria y especializada y del Fondo de cohesión sanitaria, por la atención de desplazados de otras comunidades que se tratan en la Comunitat Valenciana por ser una comunidad turística.

Por los tratamientos de la hepatitis C, se reclamarán al Gobierno casi 27 millones correspondientes a 2015 y otros 60 que se estiman del gasto necesario para estos tratamientos este año.

En total, suman 389 millones que el Estado "ha dejado de pagar" a la Comunitat Valenciana y que "debe" a la sanidad "de todos los valencianos", según ha manifestado la vicepresidenta del Gobierno valenciano, Mónica Oltra, tras el pleno del Consell.

Oltra ha explicado que con los tratamientos de la hepatitis C no solo se trata a los enfermos en etapas avanzadas de la enfermedad sino también a los que la sufren en etapas tempranas.

La Comunitat está siendo "ejemplar" en España en el tratamiento d la hepatitis C y cada euro invertido en esta medicación es un ahorro en ingresos hospitalarios, bajas laborales y trasplantes de hígados.

Paralelamente, se va instar al Estado a que, en el caso de que el Ministerio de Sanidad tome la decisión de tratar a todos los pacientes, independientemente de su grado de fibrosis, se comprometa a financiar el coste de la extensión de la cobertura de los tratamientos, a fin de no tensionar los presupuestos de los servicios de salud de las comunidades autónomas.

La Comunitat, junto al resto comunidades autónomas que tienen una gran afluencia de turistas, mantiene desde hace años una reivindicación histórica para reducir el desequilibrio económico que supone la prestación de la asistencia sanitaria a ciudadanos desplazados temporales, provenientes de otras comunidades.

Desde la creación del Fondo de Garantía Asistencial (FOGA) en el año 2012 debería haberse puesto en marcha la compensación económica de la asistencia sanitaria al resto de pacientes desplazados entre comunidades. Pero, en la actualidad, dicha puesta en marcha ha tenido un alcance muy limitado y está suponiendo un perjuicio económico muy importante para la Generalitat Valenciana.

En el ámbito de la asistencia primaria y de las recetas de farmacia, se han puesto en marcha los mecanismos previstos por la ley para que dicha asistencia se compense a través del FOGA desde enero del 2014.

Sin embargo, ha quedado pendiente de realizar la compensación con carácter retroactivo de la asistencia primaria prestada desde julio de 2012 hasta diciembre de 2013. La cifra pendiente de compensar por este concepto asciende de 23,1 millones de euros.

Por lo que respecta a la asistencia especializada, en los sistemas de información de la Conselleria de Sanidad se han registrado más de 168.000 asistencias prestadas a ciudadanos desplazados de otras comunidades autónomas (datos 2015). Estas asistencias comportaron un gasto anual superior a 66,5 millones de euros que no está siendo compensado. Este gasto por cuatro años hacen un total de 266 millones euros.

Por otra parte, no han sido compensados tampoco determinados tipos de asistencias que fueron derivadas de otras comunidades con carácter programado. Por estos conceptos quedan pendientes de abonar un total de 13,3 millones de euros.

En total, entre asistencia primaria pendiente, asistencia especializada programada y no programada y otros conceptos el Gobierno central adeuda a la Comunitat Valenciana 302,4 millones de euros.