Las Provincias

Álvaro Pérez Alonso "El Bigotes", a su llegada a la sede de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares.
Álvaro Pérez Alonso "El Bigotes", a su llegada a la sede de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares. / E.N. | EFE

El 'Bigotes' niega tratar con el PP y gestionar empresas de Gürtel

  • Pérez Alonso está considerado el 'hombre de Valencia' del cabecilla de Gürtel, Correa, y es conocido por una conversación telefónica con el expresidente, Camps, en la que le llamaba «amiguito del alma»

Álvaro Pérez Alonso, "El Bigotes", ha afirmado ante el tribunal del macrojuicio de Gürtel que él nunca trató con nadie del Partido Popular ni ejerció ninguna tarea de gestión ni contratación para las empresas de la trama de Francisco Correa, ya que es "un desastre en eso".

Pérez Alonso ha explicado, a preguntas de su abogado, que "jamás" hizo ese tipo de labores de gestión en las empresas de su jefe. "Ya se ha dicho aquí, puedo decirlo si quiere para ayudar a los ríos de tinta, pero soy un desastre en eso", ha dicho al respecto.

En un momento del interrogatorio, se ha dirigido al presidente del tribunal, Ángel Hurtado, para avisarle de su locuacidad: "Si ve que mi vehemencia me lleva al desastre, me avisa por favor (...). Soy defensor del taco como Camilo José Cela", ha afirmado.

Al comienzo del interrogatorio, "El Bigotes", que ahora lleva barba, anunció que solo respondería las preguntas de su abogado, Javier Vasallo, con lo que ha sido por ahora el único acusado que ha tomado esta decisión, después de que tanto el cabecilla de la trama, Francisco Correa, como su número dos, Pablo Crespo, hayan contestado a la Fiscalía.

La fiscal Concepción Sabadell ha hecho constar entonces las preguntas que quería hacerle y ha pedido que se reprodujeran varias conversaciones pinchadas.

Pérez Alonso está considerado el "hombre de Valencia" del cabecilla de Gürtel, Francisco Correa, y es conocido por una conversación telefónica con el expresidente Francisco Camps en la que le llamaba "amiguito del alma".

En esta pieza de Gürtel se enfrenta a 5 años y 2 meses de prisión por haber participado en las entregas de dinero de la caja B de Gürtel que la trama hizo al exalcalde de Pozuelo de Alarcón Jesús Sepúlveda -exmarido de Ana Mato-, a cambio de adjudicaciones públicas.

Según la Fiscalía, "El Bigotes" hizo gran parte de estas entregas, incluidas unas mensuales de entre 3.000 y 6.000 euros al mes entre 2002 y 2005.

También intervino en el pago por parte de la empresa de Gürtel Special Events de dos cumpleaños de los hijos de Sepúlveda y Mato en 2001 y 2002 por 2.600 euros.