Las Provincias

PACMA denuncia que hay animales desnutridos en una granja de Titaguas

Cadáveres de animales en Titaguas.
Cadáveres de animales en Titaguas. / LP
  • El partido apunta que los animales que aún viven lo hacen rodeados de cadáveres en descomposición

PACMA ha denuncia el estado de abandono de una granja situada en Titaguas. El partido animalista ha dado a conocer el caso después de ser alertado por varios vecinos de la localidad acerca de la situación en la que viven cientos de ovejas y varios perros en una explotación ganadera de la que, según los animalistas, nadie se encarga desde hace meses.

Hasta la explotación se desplazaron miembros de PACMA para documentar lo que allí estaba ocurriendo, “los animales se encuentran en una situación de total abandono y maltrato, con claros signos de desnutrición y muchos de ellos además claramente enfermos y con heridas, lo que no es de extrañar dado que conviven entre cadáveres en diferentes estados de descomposición, excrementos y basuras.

Algunos cadáveres tienen signos de haber sido devorados por los perros a falta de otro alimento, lo cual ofrece una visión dantesca de la granja”. Según Raquel Aguilar, coordinadora del PACMA en la provincia de Valencia, “las condiciones mínimas de bienestar animal y sanitarias no se cumplen en dicha explotación y la ausencia de cuidados es absoluta, por lo que estamos ante un claro caso de maltrato animal por omisión”.

Tal y como remarcan desde el Partido Animalista en la denuncia interpuesta ante la Fiscalía, el responsable de la explotación ganadera ya fue denunciado por los servicios veterinarios comarcales el pasado mes de mayo ante las autoridades competentes por la situación de abandono en la que se encontraban los animales a su cargo. Esta denuncia habría dado lugar a la apertura de diligencias previas probablemente ante los Juzgados de Primera Instancia e Instrucción de Llíria con su posterior condena por un delito de maltrato animal, pero a pesar de la denuncia y el posterior procedimiento penal, “los animales siguen muriendo de inanición en la explotación ganadera, hechos que, según el artículo 337 del Código Penal, pueden considerarse un delito tipificado y penado con hasta un año de prisión e inhabilitación especial de un año y un día a tres años para el ejercicio de profesión y para la tenencia de animales”, informa Aguilar.

Ante la gravedad de los hechos, el Partido Animalista solicita en la denuncia el decomiso urgente de los animales que queden en la explotación, tanto ovejas como perros, y que se les preste asistencia veterinaria inmediata para evitar la muerte de más animales o su desaparición mientras se tramita el procedimiento. Además, “pedimos a las autoridades encargadas de la incautación de las ovejas que éstas no sean sacrificadas, sino que tras su recuperación se estudie la posibilidad de cesión temporal o definitiva a un refugio de animales considerados de granja, pues estos animales ya han sufrido un infierno y se merecen una segunda oportunidad”.