Las Provincias

Marzà insiste al Ministerio en que no haga las pruebas

Un aula vacía por la huelga ayer en un instituto de Alicante. :: j. p. r.
Un aula vacía por la huelga ayer en un instituto de Alicante. :: j. p. r.

El conseller de Educación, Vicent Marzà, pidió ayer al Ministerio de Educación «que no haga las reválidas de Bachillerato», y que deje a la Comunitat «realizar las pruebas como hasta ahora, para no perjudicar a los alumnos que ya están en las aulas sin saber de qué ni cómo se van a examinar al final de curso». «Se lo hemos pedido desde hace meses, antes de que estuviera en funciones, al ministro Méndez de Vigo, y no lo ha hecho. Ahora esperamos que escuche el clamor de la comunidad educativa valenciana y deje de discriminar a los alumnos y de generarles tanta incertidumbre», reivindicó.

Marzà aseguró que está «de acuerdo» con las razones de las movilizaciones de la comunidad educativa de la Comunitat, y recordó que la Conselleria ha activado «una serie de medidas para minimizar los efectos negativos de la Lomce en el sistema educativo».

Entre ellas destacó que desde el curso 2015-2016 se ha ofrecido a los centros de Infantil y Primaria la posibilidad de ampliar las clases de 45 a 60 minutos, dados «los resultados negativos de las sesiones de 45 minutos del curso anterior». En cuanto a las evaluaciones, Educación realizó el curso pasado una evaluación de los alumnos de 6º de Primaria que buscaba «mejorar el aprendizaje siguiendo la normativa pero sin promover los ránking a los que se aspira desde el Ministerio».

Por otra parte, Les Corts Valencianes acordaron ayer, con el apoyo de todos los grupos menos el PP, solicitar la derogación y la retirada del real decreto que regula las reválidas y que no se promulguen nuevas leyes o decretos hasta que no se conforme un gobierno.

La diputada de Podemos Sandra Minguez, -formación que presentó la iniciativa- rechazó las evaluaciones por no tener en cuenta la evaluación continua y dejar sin validez los años de estudios cursados, lo que supone una falta de confianza hacia el profesorado.

La diputada del PP María José Català afirmó no poder votar a favor de la iniciativa por ser «incorrecta e incierta»; recordó que para este curso no será necesaria la superación de las pruebas para obtener el título, y destacó que muchos países europeos utilizan estas pruebas externas de evaluación.