Las Provincias

La Generalitat anuncia soluciones a miles de expedientes de vivienda paralizados

La Generalitat anuncia soluciones a miles de expedientes de vivienda paralizados
  • La consellera Salvador asegura que lo que no van a hacer «nunca» es «dejar a la gente tirada»

La consellera de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, María José Salvador, ha anunciado este jueves en las Corts que el Gobierno valenciano va a crear un marco legal, a través de la Ley de Acompañamiento, para que una vez se tramiten y resuelvan los expedientes pendientes de tramitar de las ayudas del plan estatal de vivienda de 2005-2008 y 2009-2012 se puedan reconocer las obligaciones y abonar las ayudas a los beneficiarios que legítimamente tengan derecho.

Salvador ha realizado este anuncio durante su comparecencia en el parlamento valenciano, a petición del grupo popular, para explicar las medidas adoptadas por el Consell para evitar los desahucios. Al respecto, ha indicado que lo que no van a hacer "nunca" es "dejar a la gente tirada" y ha puesto como ejemplo la "estafa" del anterior Ejecutivo del PP al dejar "más de 1.400 expedientes" de ayudas a la vivienda en un cajón por "instrucción" de la antigua consellera del ramo, Isabel Bonig.

Desde Vivienda han explicado que se han encontrado en el cajón más de 1.400 expedientes sin resolver por valor de más de 60 millones de euros que habían quedado paralizados por instrucción de Bonig al encontrarse con la imposibilidad de seguir tramitando más ayudas, que había convocado sin consignación presupuestaria. Entonces, según las mismas fuentes, se elaboró una instrucción interna para que todos los expedientes de concesión de ayudas en tramitación, independientemente de la fase en la que se encontraran, se resolvieran de forma negativa por falta de recursos económicos. Sin embargo, ante la falta de cobertura legal, los servicios territoriales no acataron esta instrucción y estos expedientes quedaron paralizados en un cajón.

La consellera ha asegurado que ahora se va a actuar para poder regular y establecer un procedimiento de finalización administrativa para cuando se resuelvan estos expedientes. "Vamos a reconocer el derecho a estas 1.400 familias que el anterior Consell del PP dejó abandonadas en un cajón, ahora damos cobertura legal para que cuando se tramiten y se resuelvan estas ayudas se pueda otorgar este derecho a las personas que cumplan los requisitos de la convocatoria", ha indicado Salvador.

«La situación no se revierte en dos días»

La consellera ha desgranado durante su intervención las iniciativas llevadas a cabo por el Consell para combatir los desahucios y ha hecho especial hincapié en el proyecto de Ley de Función Social de la Vivienda, pendiente de tramitación parlamentaria, que permita "actuar ante las entidades bancarias" con medidas coercitivas --incluso la expropiación del usufructo de la vivienda-- si no asumen la responsabilidad social de ponerlas a disposición de quienes "más lo necesitan" los pisos vacíos de que disponen.

Ha señalado que en su día ya se pidió a los bancos la colaboración voluntaria, pero sólo tres se adhirieron a esa declaración de intenciones, y ha advertido de que si no existe esa voluntad, una vez aprobada la ley, se podrán aplicar esas medidas coercitivas porque "no tiene sentido" que haya viviendas vacías y no se destinen a alquileres sociales.

Ha recordado que hay viviendas protegidas construidas en la etapa de "vino y rosas" de Rafael Blasco como conseller "en primera línea de playa" y se ha preguntado si esa era la mejor ubicación posible para una primera vivienda. Así, ha criticado que ahora están "prácticamente todas vacías", ante lo que el Consell ha hecho un esfuerzo de reducción de precios para promover que estén ocupadas.

"La situación no se revierte en dos días", ha advertido, al tiempo que ha hecho énfasis en la necesidad de que el Gobierno central promulgue una "verdadera ley de segunda oportunidad". También ha recordado medidas autonómicas como las ayudas para combatir la pobreza energética, en plan de alquiler asequible (se han modificado los precios en 230 casos) o la modificación del régimen de viviendas de protección oficial de compra alquiler o alquiler con opción a compra, que se ha aplicado hasta ahora a 123 inmuebles.

Salvador también ha subrayado el aumento presupuestario en Vivienda respecto a los años anteriores, con 79 millones consignados este 2016, "más presupuesto que en 2014 y 2015 juntos", y ha señalado que el nuevo Consell encontró 700 viviendas del parque público que estaban en estado "ruinoso" y por ahora se han reparado 309 y hay otras 94 en ejecución, que finalizarán este año. Han sido entregadas hasta la fecha 301 viviendas, de las cuales 58 a personas que han sufrido un desahucio y 35 a mujeres víctimas de violencia de género.

«Menos abstención y más conciencia»

El socialista Rafael Briet, por su parte, ha incidido que el problema de los desahucios "se llama PP" por su "postura intransigente en defensa del mercado por encima de las personas", mientras que desde Compromís Belén Bachero ha criticado que exijan ahora "lo que no han hecho en 20 años", aunque también ha lanzado un mensaje "a quien corresponda" dado que habrá Gobierno de Mariano Rajoy "para rato": "Menos abstención y más conciencia".

María José García (Ciudadanos) se ha interesado por el procedimiento expropiatorio que contempla la ley y ha pedido que la norma no sea "una declaración de intenciones", sino que sea respetuosa con la legalidad, sensata y coherente, y desde Podemos César Jiménez ha reclamado medidas inmediatas ante esta "lacra" de los desahucios.

La consellera ha asegurado que el objetivo es que la ley sea "rigurosa" y las medidas que podrían ser objeto de recurso se han dejado en suspensión, con todas las "cautelas".