Las Provincias

La Guardia Civil interviene hasta 200.000 euros en metálico a varios viajeros

Un agente con un perro adiestrado da explicaciones a Moragues.
Un agente con un perro adiestrado da explicaciones a Moragues. / J.P.R.

El servicio de Aduanas del aeropuerto internacional Alicante-Elche ha detectado casos de pasajeros extranjeros que portaban en efectivo en su equipaje o chaquetas hasta 200.000 euros en efectivo, cuando la ley les obliga a declarar, tanto en entrada como en salida desde el complejo aeroportuario, por encima de los 10.000 euros. Se trata de las operaciones de vigilancia y control del servicio aduanero que, de modo rutinario y aleatorio, obliga a algunos viajeros a abrir sus maletas. El delegado del Gobierno en la Comunitat, Juan Carlos Moragues, visitó ayer las instalaciones junto al director del recinto, Santiago Martínez-Cava, el coronel de la Guardia Civil, Manuel Castillo, y el jefe provincial de la Policía Nacional, Alfonso Cid, así como el delegado de la Agencia Tributaria en Alicante, Antonio Campos. El delegado del Gobierno destacó la seguridad del destino turístico Costa Blanca.

Moragues no aludió a ningún caso en concreto, pero este diario supo, de fuentes aduaneras, que algún viajero portaba hasta 200.000 euros encima en efectivo. Otra sonada operación ha sido este año la intervención de 42.550 euros (856 billetes de 50) a un paquistaní en la terminal del aeropuerto. Argumentó que era propietario de varios establecimientos de restauración en Elche.

Además, se ha detenido a cuatro trabajadores del aeropuerto por un presunto delito de sustracción de teléfonos móviles y tablets de los equipajes de las bodegas de los aviones. Se han realizado 253 actas por infracciones administrativas en materia de contrabando de tabaco, en las que se han intervenido un total de 33.227 cajetillas de diversas marcas, valoradas en 149.550 euros.

Fruto del despliegue (70 miembros de Policía Nacional y 80 Guardia Civil) se ha detenido a 168 viajeros, 88 de ellos por documentación falsa, 76 reclamaciones judiciales y otros 4 por otros ilícitos penales. Pese a las 150 denuncias por hurtos (de móviles o tablets), cae la cifra un 21%.