Las Provincias

Cierval aplaza al día 9 la decisión de salvar a Coepa de su concurso

Gómez, junto al tesorero Galvañ, el día que presentaron el plan de viabilidad de Coepa.
Gómez, junto al tesorero Galvañ, el día que presentaron el plan de viabilidad de Coepa. / A. Domínguez
  • La directiva de la patronal autonómica pide un informe jurídico para saber la responsabilidad de sus miembros y Gómez cree que «no nos van a dejar caer»

La patronal autonómica Cierval está dilatando la agonía que sufre su homóloga de Alicante Coepa. Los órganos de gobierno de Cierval eludieron ayer pronunciarse sobre la quita del 95% de tres cuartas partes de la deuda ordinaria de la confederación alicantina y ha pospuesto cualquier decisión al próximo 9 de noviembre, dos días antes de que tenga lugar la junta general de acreedores en el Juzgado número 1 de lo Mercantil de Alicante. Los empresarios de Castellón y Valencia quiere conocer en qué tipo de responsabilidades pueden incurrir ante tan elevado descuento, lo que podría arrastrar económicamente también a Cierval. Pese a todo, el titular en funciones de Coepa, Francisco Gómez, que lleva más de medio año luchando por la supervivencia de la patronal alicantina, confía en que «no nos van de dejar caer, esa es mi impresión real».

La viabilidad última de Coepa pasa necesariamente porque Cierval le perdone el medio millón de euros en cuotas de los últimos años. Requisito imprescindible para que, en última instancia, el Juzgado de lo Mercantil dictamine. La decisión se adoptará, por ello, el próximo 7, 8 o 9 de noviembre, a pocas horas de que se celebre la junta de acreedores del día 11, según explicó ayer Gómez. Cierval, por su parte, dijo que será el día 9 la próxima reunión.

El punto tercero del orden del día de ayer incluía el análisis del plan de viabilidad de Coepa, con esa quita de medio millón de euros. Sin embargo, no se especificaba que se fuera a votar, como así ocurrió. Gómez sí pensó anteayer que iba a decidirse en firme. Al final, Gómez relata que fueron varios los empresarios de Valencia y Castellón los que pidieron como condición previa un informe urgente acerca de la oportunidad de dicha elevada quita. También quiere conocer qué consecuencias tendría sobre las cuentas de Cierval, que tiene que devolver a la Conselleria 700.000 euros por los controvertidos fondos de formación de la castellonense CEC.

En el supuesto de un rechazo del plan de rescate de Coepa, también quieren saber qué incidencia tendrá sobre las finanzas de Cierval una liquidación ordenada por el juez de Coepa. Gómez salió satisfecho tras más de tres horas de reunión y ensalzó al tesorero de Coepa, Antonio Galvañ, por la exposición que realizó el plan de viabilidad, aceptado ya por el administrador concursal y contra el que ha apelado el IVF, el principal acreedor de la confederación alicantina. «Hemos dado a conocer nuestro trabajo claro y transparente, pese a que han surgido dudas de algunos consejeros por lo grande que es la quita del 95%», añade Gómez. Confía, sin embargo, en que «el ambiente, en general, ha sido bueno y creo que no nos van a dejar caer, porque somos todos el mismo barco». Los directivos de Coepa han hecho ver a los de Cierval que «peor es una quinta del 100% que del 95%, así como las posibles responsabilidades de todos», añade Gómez, quien insta al Consell a implicarse más en estos momentos tan decisivos para Coepa y el resto de patronales de la región. «Creo que la Genenaralitat también se dará cuenta y no nos dejará caer», añade Gómez.

Gómez se reunió con los otros tres presidentes patronales para avanzar en el cambio de estatutos de Cierval. La reestructuración se anunció para antes del 31 de octubre. Ya no va a ser posible.

Ayer, CEV dejó claro que no se va a fusionar con Cierval. Gómez no pudo ocultar optimismo contenido: «No he visto a ningún empresario decir no al rescate de Coepa; lo que quieren es cumplir la legalidad».