Las Provincias

Casi un 90 % de los estudiantes de la provincia apoyan la huelga

  • Más de 5.000 personas se han sumado hoy a la huelga nacional y han participado en una multitudinaria manifestación convocada en Alicante para que se supriman las evaluaciones de la Lomce

Los alumnos, junto a los padres y madres, han dejado hoy las aulas vacías en la provincia. Más 5.000 estudiantes, según datos de la Policía, han participado esta mañana en la manifestación convocada en Alicante. La comunidad educativa se ha sumado a la huelga general contra las reválidas o evaluaciones finales de la ESO y Bachillerato que recoge la Lomce, la ley aprobada por el Gobierno central. Esta tarde está prevista una concentración, a las 18.30 horas, en la plaza de la Montañeta en Alicante.

Los sindicatos y la Plataforma per L'Ensenyament Públic han animado a la sociedad a sumarse a la jornada de lucha. Desde el sindicato CC OO, el secretario general de la Federación de Enseñanza en L'Alacantí-Les Marines, Francisco García, destaca la gran implicación de los estudiantes ya que son muy conscientes de que se juegan su futuro.

Entre un 85 y 90 % de los estudiantes de secundaria y bachillerato de los institutos de la Comunitat Valenciana han secundado hoy la huelga convocada por el Sindicato de Estudiantes contra las reválidas, según datos de la Conselleria de Educación.

Por provincias, en las comarcas de Alicante, donde se ha consultado al 60 % de los institutos, ha habido un seguimiento de entre el 85 y el 90 %, al igual que en Castellón.

En cuanto a la provincia de Valencia, donde se ha consultado al 35 % de los centros, ha secundado la huelga el 91 % de los estudiantes del segundo ciclo de la ESO y el 83 % de los de bachiller.

Estudiantes en la manifestación de Alicante.

Estudiantes en la manifestación de Alicante. / A.D.

El conseller de Educación, Vicent Marzà, ha pedido al Ministerio de Educación "que no haga las reválidas de bachillerato", y que deje a la Comunitat "realizar las pruebas como hasta ahora, para no perjudicar a los alumnos que ya están en las aulas sin saber de qué ni cómo se van a examinar al final de curso".

"Se lo hemos pedido desde hace meses, antes de que estuviera en funciones, al ministro Méndez de Vigo, y no lo ha hecho. Ahora esperamos que escuche el clamor de la comunidad educativa valenciana y deje de discriminar a los alumnos y de generarles tanta incertidumbre", ha reivindicado.

Marzà ha asegurado que está "de acuerdo" con las razones de las movilizaciones de la comunidad educativa valenciana, y ha recordado que la Conselleria ha activado "una serie de medidas para minimizar los efectos negativos de la LOMCE en el sistema educativo".

Entre ellas, ha destacado que, desde el curso 2015-2016 se ha ofrecido a los centros de Infantil y Primaria la posibilidad de ampliar las clases de 45 a 60 minutos, dados "los resultados negativos de las sesiones de 45 minutos del curso anterior".

Asimismo, desde Educación se eliminó la obligatoriedad de impartir una asignatura no lingüística en castellano en el Programa Plurilingüe de Enseñanza en Valenciano, y se aseguraron programas de continuidad de mejora del aprendizaje y el rendimiento en 4º de la ESO.

En cuanto a las evaluaciones, Educación realizó el curso pasado una evaluación de los alumnos de 6º de Primaria que buscaba "mejorar el aprendizaje siguiendo la normativa pero sin promover los ránking a los que se aspira desde el Ministerio de Educación".

Así la Conselleria realizó un informe individualizado, para el que facilitó al profesorado un modelo de prueba con el fin de que fueran los tutores, "como máximos conocedores de la progresión del aprendizaje de sus alumnos", los que realizaran el informe.