Las Provincias

650 policías militares y de la OTAN se entrenan en Valencia

  • Los soldados aliados ejercitan acciones de recuperación de bajas, explosivos y seguridad de convoyes

Alrededor de 550 policías militares españoles y 100 policías militares de países aliados de la OTAN, con más de 150 vehículos, se adiestran durante esta semana con el ejercicio Ángel Guardián 16, que se desarrollará en diferentes ubicaciones de la provincia de Valencia.

En el entrenamiento, organizado por el Batallón de Policía Militar n.º I, participan unidades de policía militar pertenecientes al Ejército de Tierra, la Armada, el Ejército del Aire, Unidad Militar de Emergencias y Guardia Real, junto con Unidades de Bélgica, Lituania, Polonia, Rumanía, Reino Unido y Estados Unidos, según ha informado el Ministerio de Defensa en un comunicado.

Asimismo, intervendrán observadores que representarán a diversos países como Alemania, Letonia y Estonia, así como del Centro de Excelencia de Policía Militar de la OTAN.

El ejercicio Ángel Guardián 16 es un tipo de ejercicio con despliegue real de personal y medios materiales, que tiene lugar en diferentes escenarios, similares a los que los policías militares se encuentran en las diferentes operaciones en el exterior.

Así, se incluye la gestión de un puesto de mando de la policía militar, así como de un centro de detención, acciones de protección de autoridades, el desmantelamiento de una fábrica de explosivos y materiales con riesgo bioquímico, inspecciones oculares técnico policiales, seguridad de convoyes, y atestados de accidentes de tráfico, controles de tráfico, de alcoholemia y de velocidad.

Además, incluye situaciones de autoprotección ante agresiones de personal propio, actuaciones del Weapons Intelligence Team (WIT), encargado de las investigaciones y análisis de los artefactos explosivos improvisados, autoprotección ante incursiones de material enemigo en instalaciones propias y control de masas.

Los efectivos que se han reunido en la provincia de Valencia, además, han intercambiado conocimientos sobre las últimas técnicas en defensa personal policial y la recuperación de bajas en combate.

El Batallón de Policía Militar N.º I es la Unidad de referencia en el Ejercito de Tierra en lo que respecta a sus cometidos, dispone de una Compañía de Plana Mayor y Servicios, dos Compañías de PM y una Compañía de Especiales donde se integran la Sección de Intervención y Protección de Autoridades y la Sección Cinológica que tiene 18 Perros Policía, única en su género en el Ejercito de Tierra.

El Batallón de Policía Militar n.º I es una unidad creada en 2008, y en la actualidad, parte del batallón actúa con personal, material específico y perros detectores de explosivos para garantizar la seguridad y protección de las instalaciones españolas en Besmayah, dentro de operaciones en Irak.