Las Provincias

La mitad de los sanitarios continúa sin vacunarse para prevenir la gripe

Una paciente se pone ayer la vacuna en el centro de salud Hospital Provincial de Alicante.
Una paciente se pone ayer la vacuna en el centro de salud Hospital Provincial de Alicante. / J. P. Reina
  • La campaña incluye entre sus objetivos superar el índice de protección del personal, que el año pasado fue del 46,6%

Ha empezado la campaña para prevenir la gripe. La vacunación está en marcha y se mantendrá vigente hasta el 31 de enero. En la Comunitat están disponibles 750.000 dosis del tratamiento, -de las que 295.383 son para la provincia de Alicante- y el programa previsto persigue, entre otros objetivos, que al finalizar la campaña se haya incrementado la adhesión de los profesionales sanitarios. El índice de vacunación del personal en la Comunitat, aun cuando el año pasado fue el más elevado de España, no alcanza a la mitad, pues conforme al último balance -temporada 2015-2016- se situó en el 46,65%.

La consellera de Sanidad, Carmen Montón, incidió en la necesidad de aumentar la cobertura entre el personal, pese a que en la campaña anterior aumentó un tres por ciento. Montón reconoció que es necesario un esfuerzo y apuntó medidas como vacunaciones en el propio centro sanitario para los profesionales.

La consellera, que presentó la campaña ayer la campaña, señaló que también persiguen mejorar resultados entre mayores de 60 años y grupos de riesgo. Estos incluyen a embarazadas, niños de más de seis años y adultos con enfermedades metabólicas, cardiopatías, insuficiencia renal, procesos oncológicos o enfermedades neuromusculares graves. También los niños mayores de seis meses y adultos con patologías cardiovasculares, pulmonares o neurológicas.

La titular del departamento autonómico insistió en que «la vacunación sigue siendo el método más eficaz para prevenir la gripe», afirmación que apoyó en el resultado de afectados del año pasado al explicar que «el 95,47% de los casos no estaban vacunados de la gripe, de ahí la importancia de la prevención».

Las medidas para mejorar resultados incluyen envío de mensajes telefónicos, inclusión en la receta electrónica de la recomendación del antiviral y la participación de las farmacias facilitando la posibilidad de conseguir cita en los centros de salud. La consellera destacó que, además, cuentan con la colaboración del personal de enfermería después de que la Fiscalía haya archivado la denuncia de los enfermeros al entender que «no cabe efectuar una investigación sobre un daño temido de un futurible absolutamente incierto e inconcreto».

La directora general de Salud Pública, Ana María García, aclaró que no se espera un virus especialmente virulento. Este año se prevé la cepa H1N1, tras analizar las cepas más prevalentes en el hemisferio sur, que es la habitual de años anteriores. La Conselleria espera también, como en temporadas anteriores, un repunte en el primer trimestre del próximo año, y por ello hay establecido un plan de refuerzo de invierno con planes específicos para cada departamento y se espera llegar al límite de capacidad «pero sin sobrepasarlo».