Las Provincias

La mitad de las personas que piden ayudas por dependencia no las reciben

Protesta de personas en situación de dependencia delante del palau de la Generalitat . :: irene marsilla
Protesta de personas en situación de dependencia delante del palau de la Generalitat . :: irene marsilla
  • El Síndic de Greuges denuncia una parálisis en la valoración de expedientes tras asumir esta competencia los ayuntamientos

Los valencianos que solicitaron a la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas o a los servicios municipales ser valorados por su situación de dependencia hasta el pasado mes de agosto -últimos datos actualizados- tienen hoy aproximadamente las mismas probabilidades de ser beneficiarios de una prestación por esta circunstancia como de no serlo. Eso es lo que puede comprobarse en la información estadística del sistema para la autonomía y atención a la dependencia del Ministerio de Sanidad que ayer recuperó el Síndic de Greuges para denunciar que sólo un 56,3% de las personas valoradas por dependencia recibe ayudas, un porcentaje que desciende al 46,4% si se incluye a las personas que solicitaron contar con un dictamen o valoración.

En concreto, en la Comunitat sólo 47.344 personas son beneficiarias de prestaciones por dependencia cuando las solicitudes en la región ascienden a 101.823 y los dictámenes a 84.027. El Síndic de Greuges señaló que estos datos ponen de relieve «una demora significativa» en los procesos de la valoración de la dependencia, especialmente en la Resolución PIA, denominación con la que se conoce a la asignación de prestaciones concretas a los dependientes. Y este colapso, según criticó ayer el Síndic, no parece haberse corregido tras el cambio de modelo en la valoración de expedientes de dependencia implantado en Alicante, por el que los ayuntamientos pasaron a asumir esta competencia desde mayo.

Y es que según informes recabados por el Síndic desde el 4 de mayo al 27 de julio -los tres primeros meses en los que los servicios sociales municipales ya fueron los responsables de valorar los expedientes- en los ocho ayuntamientos de la provincia donde se acumula el 48% de las solicitudes pendientes de valoración (Alicante, Elche, Orihuela, Benidorm, Alcoi, Elda , Dénia y Villena) no se realizó precisamente ninguna valoración. Y en el total de la provincia, según revela el Síndic, la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas indicó en su informe del mes pasado que en el mismo periodo (del 4 de mayo al 27 de julio) se realizaron 105. Las cifras para el Síndic son «desoladoras», ya que a fecha 30 de abril el número de expedientes pendientes de valoración ascendía a 3.828 y el cambio de modelo pretendía «conseguir mayor calidad y celeridad en la resolución de solicitudes».

Por eso, el Síndic urgió ayer a Igualdad a adoptar medidas organizativas y normativas para «hacer viable» la aplicación del derecho a las ayudas de la dependencia y mejorar el nuevo modelo descentralizado de valoración -que se extenderá próximamente a Castellón y Valencia-, puesto que reconoce el «indiscutible beneficio que supone, por su proximidad y conocimiento cercano de las necesidades de la ciudadanía, que los servicios sociales municipales se encarguen de la valoración de las personas que solicitan las ayudas de dependencia».

En ese sentido, el Síndic reveló que los ayuntamientos constatan una dificultad para iniciar los procedimientos de valoración debido también a la imposibilidad de acceder a los datos de las aplicaciones que la Conselleria utiliza para la gestión de la dependencia. Del mismo modo, el Síndic señaló que los servicios municipales «echan en falta instrucciones respecto a la forma de actuar para desbloquear la situación y ordenar el procedimiento de valoración», así como también denunció que el coste de estas nuevas tareas en los consistorios «excede el importe de la subvención».

Por su parte, la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas aseguró ayer que incorporará las aportaciones del Síndic, pero matizó que «desde que se comenzó a aplicar el nuevo modelo hasta ahora los números se han mejorado hasta cerca del 133 por ciento» y el tapón de valoraciones se podrá reducir en breve. No obstante, Igualdad reconoció que «los números de valoraciones todavía no cumplen las expectativas marcadas». Por su parte, Conselleria quiso subrayar que los valoradores en Alicante han pasado con el nuevo modelo de 5 a 105 y se prevé que a lo largo del próximo año se incrementen hasta 290.