Las Provincias

Casi un centenar de niños buscan familia en la Comunitat

Un bebé en un centro de acogida. :: txema rodríguez
Un bebé en un centro de acogida. :: txema rodríguez
  • El número de familias con el perfil adecuado para atender a estos pequeños es insuficiente, por lo que siguen en residencias públicas

  • El Consell necesita hogares de acogida para 73 menores de siete años con necesidades especiales

Pequeños con necesidades especiales, con problemas físicos o de salud, y hasta grupos de hermanos. En estos perfiles se encuentran, principalmente, los 73 niños menores de siete años tutelados por la Generalitat que todavía hoy viven en residencias de acogida. Sus particulares y personales características hace que las familias acogedoras con el perfil adecuado para atenderles escaseen, por lo que aún no ha sido posible que estos pequeños encuentren un hogar donde crecer mientras se resuelven los problemas que los han separado de sus familias biológicas.

Desde la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas indicaron que la Generalitat está priorizando el acogimiento familiar frente al residencial, y siempre que es posible el acogimiento en familia extensa frente a familia educadora. Además, tiene como objetivo la desinstitucionalización especialmente de los niños menores de siete años, «para quienes el acogimiento familiar debería ser el único recurso ante la necesidad de una medida de protección». En este tramo de edad, según apunta la directora general de Infancia y Adolescencia, Rosa Molero, «es fundamental para el desarrollo social, afectivo y emocional entre otros, una relación que contribuya a la formación de un apego adecuado que será la base para el desarrollo de la seguridad en uno mismo y la confianza en los demás».

Así, y para lograr este objetivo, los técnicos de la conselleria están recopilando y analizando la información sobre las características y circunstancias de estos 73 pequeños que se encuentran en acogimiento residencial para determinar los obstáculos que han impedido hasta ahora su acogimiento familiar y potenciar los recursos que precisen, como acogimiento familiar de urgencia, acogimiento especializado u otra modalidad. Según aclararon desde Igualdad, dentro del colectivo actual de familias acogedoras (cerca de un millar, la mitad en la provincia de Valencia) el número de familias con el perfil adecuado para atender a estos pequeños es insuficiente para acoger a todos ellos. Por eso continúan en las residencias previstas por el Consell.

Por tanto, la Generalitat quiere reimpulsar la búsqueda de familias con este perfil con el objetivo de que todos estos pequeños, o al menos el mayor número posible, pueda abandonar los centros y encuentre un hogar. Para lograrlo, indicaron, se está preparando una campaña informativa para hacer un llamamiento a la sociedad valenciana, iniciativa que se pondrá en marcha a final de año. Tras ello, y con las familias que se ofrezcan, los técnicos de Igualdad mantendrán una serie de entrevistas para analizar el perfil de los voluntarios, hacerles un seguimiento y confirmar si son aptos para el acogimiento. También para informarles de lo que supone convertirse en una familia de acogida de menores con una características tan personales.

Casi 4.000 menores

En la actualidad, la Generalitat con 3.739 menores a los que aplica distintas medidas de protección. De ellos, 3.095 están tutelados directamente por la Administración autonómica (previa declaración de la situación de desamparo del menor) y los 644 restantes en situación de guarda (los padres no pueden hacerse cargo del niño por determinadas circunstancias). De ellos, 2.639 se encuentran en acogimiento familias (2.019 en familia extensa, como abuelos o tíos, 620 en familias educadoras o 145 en acogimiento familiar preadoptivo), mientras que los 1.100 restantes están en residencias (entre ellos, los 73 menores de siete años citados), según los datos proporcionados por igualdad.

Por otra parte, la conselleria tiene registradas en la actualidad 936 familias educadoras (523 en la provincia de Valencia, 344 en Alicante y las 69 restantes en Castellón).

En relación a las ayudas económicas que reciben de la Generalitat, desde Igualdad aseguraron que «se ha acabado ya con la discriminación histórica entre familias educadoras y familias extensas, equiparado los módulos económicos». Las familias educadoras cuentan ahora con 12 euros diarios para cada menor (antes nueve) al igual que las familias extensas, cuando antes el módulo establecido era de 4,5 euros diarios por niño. También se han incrementado las prestaciones económicas por acogimiento familiar de niños con algún grado de discapacidad igual o superior al 33%, ya que pasan de 10,5 a 13,5 euros diarios, resaltaron desde la conselleria.