Las Provincias

Los centros concertados defienden que ahorran 400 millones a la Generalitat

Alumnos de Infantil en un colegio concertado de Valencia. :: damián torres
Alumnos de Infantil en un colegio concertado de Valencia. :: damián torres
  • La patronal Cece destaca que el coste por alumno en la Comunitat es un 65% más caro en la red pública que en la sostenida vía convenios

La Confederación Española de Centros de Enseñanza (Cece), patronal estatal de colegios concertados, presentó ayer su último informe sobre el estado del sector. El documento aborda aspectos como el peso de cada modelo en las diferentes comunidades o la cuestión económica. En este sentido, se establece que en el último año con datos definitivos del ministerio (2013), la red de iniciativa social de la Comunitat permitió ahorrar 425 millones a la Generalitat. Si se suma la cuantía de todas las regiones, la cifra se eleva hasta 5.309.

La hipótesis de trabajo parte de la premisa de que todo el alumnado que atienden los centros concertados (221.444) estuvieran matriculados en las escuelas públicas, donde el gasto medio por estudiante es, según los datos calculados por Cece, más elevado: se sitúa en 2.959 euros en los primeros y en 4.880 en las segundas (+64,9%). Con estas cifras se concluye que asumir a este alumnado en la red de titularidad de la Generalitat costaría 1.080 millones de euros. Y sin embargo, el dinero destinado por la autonomía para conciertos fue en 2013 de 655 millones. La diferencia (425) es el ahorro que defiende la patronal.

Si se hace un ranking de comunidades, lo lidera claramente el País Vasco, donde la cifra supera los mil millones. Le siguen Andalucía (748), Catalunya (685) y Madrid (583). El siguiente puesto es para la Comunitat. Como explica José Manuel Boquet, presidente de la Federación de Centros de Enseñanza de Valencia (Feceval) y vicepresidente de Cece, «tanto los datos económicos como los académicos, por ejemplo los referidos a la Selectividad, que es una prueba externa, juegan a nuestro favor, por lo que plantear la desaparición de la educación concertada sólo puede sostenerse desde un punto de vista ideológico». Además, «su existencia fundamenta el derecho de elección de las familias recogido en la Constitución».

El citado informe se presentó en el marco del 44º congreso nacional de la patronal, organizado estos días en Bilbao. La de ayer fue la jornada de clausura, en la que se aprobaron por unanimidad las diferentes conclusiones del encuentro y también se celebró una mesa redonda con representación de los principales partidos a nivel estatal. Y lógicamente, el debate sobre la complementariedad o subsidiariedad de los modelos no se rehuyó. Más bien al contrario.

En cuanto a las conclusiones, se destacó que «la coexistencia de las redes pública, privada y concertada ha sido beneficiosa para el sistema y no debería ser objeto de cuestionamiento en el futuro pacto» educativo. Además, se defendió que «la programación de la oferta debe hacerse respetando las demandas de los padres en la elección de centro».

El congreso pivotó sobre tres pilares: el acuerdo nacional para dar estabilidad al sistema, «que debería basarse en un consenso social entre todos los actores antes de abordarse el pacto político», en palabras de Boquet; la importancia de afrontar con decisión el problema del acoso escolar y la lucha contra el abandono. En cuanto al segundo aspecto, en las conclusiones se aboga por «seguir avanzando para que sea efectiva la autoridad del profesorado» y por la aplicación «de programas preventivos» que impliquen a familias, centros y administraciones.

En cuanto a la mesa redonda entre partidos, todos los participantes (PP, PSOE, Ciudadanos, Podemos, PNV y PDEcat -antigua Convergència-) coincidieron en la necesidad de un pacto que despolitice la educación. Como recogió Europa Press, especial debate suscitó el «viejo frentismo» pública versus privada. PSOE y Podemos apostaron «claramente» por un sistema público como eje vertebrador, llegando el segundo a admitir la idea de suprimir paulatinamente los conciertos. El PP, por su parte, puso como ejemplo la situación del País Vasco como modelo de éxito donde ambas redes puede coexistir. En la región la concertada representan el 50% del sistema.

Volviendo a las conclusiones, también se destacó la necesidad de impulsar la escolarización entre 0 y 3 años por sus beneficios pedagógicos y por su papel en la conciliación, si bien se enfatizó la importancia de mantener una elevada presencia de la red privada. De la misma manera que el debate sobre los conciertos, la idea tiene fácil traslación a la Comunitat Valenciana, donde el sector afronta con preocupación el crecimiento de la iniciativa pública mediante las nuevas aulas de dos años, que es la edad con mayor tasa de escolarización en el ciclo.