Las Provincias

El Consell defiende el Corredor como apuesta sostenible y competitiva para el transporte

El secretario autonómico de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, Josep Vicent Boira, defendió ayer el Corredor Mediterráneo como un «proyecto multimodal y global que ofrezca transporte en condiciones de calidad y cantidad para dar respuesta competitiva y sostenible a la demanda de movilidad de personas y de mercancías».

Boira, que clausuró ayer el Congreso de Innovación Ferroviaria, dijo que el Corredor «no es un fin en sí mismo, sino un instrumento que forma parte de los nueve ejes transeuropeos». En este sentido, dijo que esta infraestructura es vital para potenciar la economía valenciana por tratarse de un eje estructurante, dinamizador y prioritario que unirá el sur de Europa con los el resto de los países de la Unión Europea.

El secretario autonómico remarcó además que el Corredor Mediterráneo es una infraestructura necesaria para potenciar la economía de la Comunitat, basada en pilares como una pujanza demográfica, una solidez exportadora, un liderazgo portuario y un importante tejido empresarial.

Para Boira, la suma de estos elementos justifica la importancia del Corredor Mediterráneo «como primer paso para cambiar el modelo de infraestructuras ferroviarias en España», calificadas de obsoletas y poco competitivas, tanto para el transporte de personas como de mercancías.

No obstante, remarcó que «el Corredor Mediterráneo no es una prioridad para el Gobierno central» si nos atenemos a la reciente exclusión de los documentos europeos del túnel pasante y la reordenación de la red ferroviaria de Valencia «relacionada con el Corredor a su paso por el nodo urbano de la ciudad», dijo.

Ventanilla única

Boira citó también que el Informe de la Comisión Nacional de los Mercados de septiembre de 2016 dice que cada día unos 18.000 vehículos pesados de mercancías atraviesan la frontera Francia-España, pero en tren, por ejemplo en 2011, se movieron entre España y Francia por Portbou tan sólo 14 trenes diarios moviendo 1,5 millones de toneladas al año.

De igual manera, el Informe desvela que para el Corredor Mediterráneo, la Ventanilla Única de gestión de trenes internacionales tramitó un 23% de la demanda en 2014/15 y sólo un 20% en 2015/16, mientras que la Ventanilla Única para el Corredor Atlántico ha incrementado considerablemente las demandas de trenes, pasando del 17% en el 2014/15 a un 55% en el periodo 2015/16.