Las Provincias

Las precipitaciones fuertes regresan a la provincia tras un año de sequía

vídeo

Aspecto que presentaba la desembocadura del barranco de Maldo, en La Albufereta. / Á. Domínguez

  • La lluvia, con más de 30 litros por metro cuadrado, beneficia al campo, aunque causa problemas de tráfico, inunda bajos en Sax y daña el arenal de la playa de La Albufereta

Las previsiones tardaron en cumplirse, pero finalmente lo hicieron ayer a primera hora de la tarde cuando un frente muy activo procedente del interior se reactivó al chocar con la humedad y el calor del mar y descargó con fuerza en varios puntos de la provincia. Especialmente intensas fueron las precipitaciones en las comarcas del Vinalopó, sobre todo en Sax y Villena, y en l'Alacantí, con especial incidencia en la capital. Según Aemet, en Sax se recogieron más de 30 litros por metro cuadrado en menos de una hora, lo que provocó inundaciones en locales de la avenida Jaime I de Sax y un socavón de dos metros de diámetro en la calle Tres Carabelas , al reventar una alcantarilla.

Las lluvias también provocaron la caída de una parte del techo de un supermercado en San Juan e inundaron un bar de la Colonia Santa Eulalia, en Villena. Otro de los puntos donde actuaron los bomberos del Consorcio Provincial fue en el kilómetro 1 de la CV-810 en Xixona, por el derrumbe de piedras sobre la calzada. A pesar de estos daños, las cantidades recogidas fueron muy beneficiosas para la agricultura, exhausta tras un año sin llover con fuerza.

La tormenta recorrió la provincia desde el interior a la costa, donde se reactivó sobre las cinco de la tarde en la ciudad de Alicante. En la capital se recogieron 21 litros por metro cuadrado, de los cuales 15,4 litros cayeron en 20 minutos. La fuerte intensidad de la lluvia, junto con las rachas de viento, generaron problemas en diferentes puntos de la ciudad. Así, se registraron complicaciones en la circulación por acumulación de agua, especialmente en Rabasa o Vistahermosa, y también en San Vicente. La playa de la Albufereta volvió a verse afectado por la importante cantidad de agua recogida por el barranco de Maldo, que arrastró buena parte de la arena.

En la Vega Baja las precipitaciones fueron recibidas con entusiasmo. En Guardamar del Segura se recogieron 12,9 litros, en Torrevieja 12,2, en Orihuela 10,4 litros y en Benejúzar 9,6 litros. Las cantidades más importantes cayeron en Benijófar (21,0 litros) y Ciudad Quesada (19,3).

Además, la caída de un rayo en una subestación eléctrica paró la circulación de las líneas 1, 3 y 4 del Tram entre el centro de la ciudad y Benidorm, El Campello y Playa de San Juan.

El responsable del Laboratorio de Climatología de la UA, el catedrático Jorge Olcina, explicó que en la ciudad de Alicante se han registrado en las últimas 72 horas más de 43 litros de lluvia por metro cuadrado, casi la misma cantidad que se había acumulado en los primeros 286 días del año (del 1 de enero al 12 de octubre).