Las Provincias

Un juzgado obliga a una financiera a devolver más de 6.000 euros de intereses a una familia

  • El fallo anula el índice IRPH de referencia hipotecario usado por la entidad en el préstamo contratado por los afectados en Benidorm

El Juzgado de Primera Instancia 4 de Benidorm ha tumbado la aplicación del Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios (IRPH) utilizado por una financiera a una familia a la que tendrán que devolver más de 6.350 euros por los intereses de más abonados desde mayo de 2013. Además, la entidad deberá aplicarles como índice de referencia el Euribor, como recoge la sentencia a la que ha tenido acceso este diario. Así, los afectados, representados por el despacho Unive Abogados, pagarán 117 euros menos en la cuota mensual. Mientras, los demandados sostenían que el contrato carecía de cláusulas abusivas.

Los demandantes suscribieron un préstamo con Unión de Créditos Inmobiliarios SA (UCI) en mayo de 2011 sin que se les ofreciera «la posibilidad de comparar con otros índices» más allá del IRPH «para que pudieran elegir», como señala el ponente de la resolución en el fallo. Por ello, la juez anula el índice y condena a la entidad a devolver los intereses desde hace más tres años.

El IRPH, de hecho, se ha caracterizado desde su aplicación como un indicador variable que grava los préstamos hipotecarios. El problema que plantea radica en la aplicación un tipo de interés muy superior al Euribor, concretamente en torno a un 2% más, según indicaron las fuentes jurídicas consultadas por este diario. Se trata de un índice que se obtiene a través de los datos que las mismas entidades bancarias facilitan para su elaboración, motivo por el cual se ha calificado como «influenciable».

Desde el bufete de Unive Abogados aseguran que cada vez son más los perjudicados que acuden a la vía judicial para recuperar las cantidades indebidamente pagadas por el IRPH y conseguir su sustitución por el Euribor.

La sentencia del órgano judicial de Benidorm insiste en que no hubo negociación con los afectados para determinar si se debía aplicar el IRPH u otro índice en el contrato hipotecario, ya que la entidad no ha llegado a demostrar que se les explicara este extremo. La magistrada asegura que «puede concluirse que nos encontramos ante una cláusula predispuesta e impuesta».

Por ello, ha quedado probado que la entidad tampoco proporcionó una «información clara y transparente fácilmente entendible por los clientes», según sentencia la ponente.