Las Provincias

La Comunitat, tercera región que más ha aumentado sus emisiones desde 1990

  • Según el informe sobre el cambio climático elaborado por el Observatorio de Sostenibilidad, «la Comunitat es de las que peor comportamiento han presentado, sólo superado por Murcia y Canarias»

La Comunitat Valenciana es la tercera región española que más ha incrementado sus emisiones nocivas a la atmósfera desde 1990, tras Murcia y Canarias, y es responsable actualmente del 7,2 % de las mismas.

Estas cifras constan en el informe sobre el cambio climático en la Comunitat Valenciana elaborado por el Observatorio de Sostenibilidad con motivo del día internacional contra el cambio climático.

Según este informe, "la Comunitat Valenciana es de las que peor comportamiento han presentado en cuanto a la evolución de las emisiones, sólo superado por Murcia y Canarias".

Sin embargo, las emisiones por habitante son de las más bajas de España, 5,19 toneladas de CO2 por habitante, respecto a las emisiones por hectárea ocupa un lugar intermedio, y respecto a las emisiones por unidad de PIB, ocupa el quinto lugar.

En el informe se deja constancia, además, de que el nivel del mar en Alicante ha ascendido 1,34 milímetros por año entre 1981 y 1990 y 3,87 milímetros al año entre 1991 y 2000.

Asimismo, se comprueba un incremento de la salinidad en las aguas marinas en las capas intermedias y profundas.

En las áreas de montaña de levante se comprueba una reducción de las precipitaciones anuales como consecuencia de la reducción de las temperaturas de verano, y se detectan en las costas de todo el mediterráneo especies dinoflagelados tóxicas de distribución tropical.

En los montes, el pino carrasco experimenta un aumento de su área de distribución y es favorecido respecto a otras especies arbóreas, mientras que los índices que definen el peligro de incendio se están incrementando, advierte el mismo informe.

Por otra parte, se indica que se está expandiendo por todo el levante la mariposa africana Colotis Evagore, colonizando nuevas áreas desde el sur de Andalucía hasta Cataluña.

"España no ha hecho los deberes en cuanto a reducción de emisiones en cambio climático. Ha pasado de un factor 100 a un factor 115 mientras Europa en el mismo periodo pasaba de 100 a 77", sostiene Fernando Prieto, uno de los autores del estudio.

"España debe apostar para el futuro por una economía baja en carbono, basada en las renovables, además de empezar a adaptar todos sus sectores productivos al cambio climático. Las ciudades, la agricultura y las costas son especialmente vulnerables y deben de realizarse actuaciones de adaptación sin más dilación", ha agregado.

"Los efectos sobre la biodiversidad del cambio climático se extienden por todo el territorio y afectan todos los espacios protegidos", manifiesta Raúl Estévez, otro de los autores del estudio.

"Esos efectos afectarán a todos los sectores económicos y al bienestar de todos", por lo que "son necesarias actuaciones de adaptación para los efectos que ya estamos detectando, como las elevadas temperaturas de este verano".