Las Provincias

La Comunitat registra un nuevo caso de VIH al día, pero hay más 'ocultos' sin diagnosticar

  • Sanidad advierte de que un 30% de las personas con el virus lo desconoce y podría transmitirlo

La consellera de Sanidad, Carmen Montón, insistió ayer -con motivo del Día Mundial de la Prueba del VIH- en la importancia de sensibilizar a la población sobre la necesidad de prevención frente a la infección para disminuir los contagios que siguen produciéndose cada año.

En la Comunitat Valenciana se notificaron el pasado año 317 nuevos diagnósticos de infección por VIH, casi uno al día. De estos nuevos casos, el 80,9% corresponden a hombres, -principalmente en la franja de edad de 25 a 29 años- y el 57,4% son achacables a la vía de transmisión sexual. «Tanto los profesionales como las asociaciones están haciendo una gran labor en su lucha para evitar nuevas infecciones y mejorar el diagnóstico precoz, para lograr que estemos más informados y para acabar con la discriminación y el estigma que persigue a las personas afectadas», manifestó.

La titular indicó que las cifras de personas infectadas «aún son demasiado altas y, lo que es peor, se estima que cerca del 30% de las personas con VIH desconoce que es portadora del virus y podría transmitirlo». Por eso, en días como ayer «es fundamental recordar una y otra vez que la prueba del VIH, que es confidencial y totalmente gratuita, puede evitar muchos contagios y, desde aquí, quiero animar a la ciudadanía a realizársela», apuntó.

El año pasado, los laboratorios de los hospitales de la Comunitat Valenciana realizaron un total de 238.445 pruebas diagnósticas de VIH, un 22,7% más que en 2014. El objetivo que se busca es sensibilizar a la población y naturalizar la prueba de diagnóstico como un control rutinario más para reducir el número de nuevos casos.

Desde Lamba destacaron que la necesidad ahora mismo, dentro del campo del diagnóstico , «pasa por seguir reforzando la idea de que este tipo de controles debe realizarse de manera rutinaria como un hábito más en el cuidado de nuestra salud sexual». La media de edad de las personas atendidas en el colectivo oscila entre los 32 y los 42 años, según las citadas fuentes.