Las Provincias

La Unión Taurina emprende una ofensiva contra los alcaldes que prohíben los bous

gráfico

/ IRENE MARSILLA

  • La entidad publica en una web un listado con los 18 municipios que vetan los festejos, carga contra las «dictaduras» municipales y anuncia una manifestación

«Este es el listado de los alcaldes que actualmente prohíben una actividad legal como es la tauromaquia en todas sus máximas expresiones. Vayan ustedes tomando nota de a qué partido representan para actuar en consecuencia de quiénes son los representantes políticos que nos defienden». Este es el espíritu con el que Vicent Nogueroles, presidente de la Unión Taurina de la Comunitat Valenciana y de la Federación de Peñas de Bous al Carrer, resume la nueva ofensiva iniciada por el sector: la publicación en una página web del nombre y apellidos de los alcaldes de los municipios de la Comunitat que han optado por prohibir los bous al carrer en alguna de sus modalidades.

Por el momento son 18 los municipios recogidos en la web de la Unión Taurina (aparecen en el gráfico bajo estas líneas), en un apartado bajo el nombre 'Stop prohibiciones». En la tabla aparecen el nombre y apellidos del primer edil, el partido político al que pertenece, si gobierna en coalición con otras coaliciones y qué tipo de bous han sido vetados.

«Están poniendo en peligro un gran motor económico a nivel local, autonómico y nacional», subrayan desde la Unión Taurina. El objetivo de difundir la lista, incluida en la web www.uniontaurinacomunidadvalenciana.com, es que los «peñistas y aficionados a mundo taurino sepan quiénes están jugando con nuestra forma de vida», añade Nogueroles. Y ponen una puntilla: «Prohibir es un hecho fuera de toda legalidad».

El sector critica a «aquellos políticos que ejercen una de las peores lacras de la historia de España, una 'dictadura' adaptada actualmente a la tauromaquia, camuflada en una falsa defensa del mundo animal; ellos tendrán toda nuestra repulsa». Las peñas de bous al carrer no descartan querellas judiciales contra los responsables de este veto (ya presentaron algunas) y barajan «una gran manifestación el próximo año en Valencia capital».

Estudios veterinarios

Desde la entidad incluso ponen un plazo a los autores del veto como período a partir del cual iniciar las movilizaciones: «Los representantes políticos tienen dos meses para pensar que posturas toman, la nuestra ya la saben: respeto por los animales pero también respeto por nuestras tradiciones».

La intención de los representantes de los bous es que en la protesta en la ciudad estén no sólo protagonistas de este mundo, sino también de «otros sectores muy castigados, como el tiro y arrastre, la pesca valenciana, colombicultura, caza o parany». Como ya informó LAS PROVINCIAS, la Federación de Peñas de Bous al Carrer puso en marcha este verano la Plataforma para la Defensa de las Tradiciones Valencianas, con el objetivo de defender a todas estas entidades con alma costumbrista.

Ante el nuevo decreto que pretende regular de manera más estricta la seguridad en los festejos taurinos, así como asegurar por completo el bienestar del animal, desde la Unión Taurina indican que su intención, en el marco de la mesa de debate en la que responsables políticos y operadores del sector negocian el texto, es presentar «estudios veterinarios que echan por tierra todo argumento de maltrato en nuestra fiesta». Vicent Nogueroles recuerda el «año de trabajo» en este sentido que lleva la Federación de Peñas con «la autoridad competente en la materia», José María Ángel, director general de la Agencia de Seguridad y Respuesta a las Emergencias.

Los taurinos critican que existe una clara «agresión hacia la tauromaquia», un sector que «nunca ha sido problemático». El objetivo que marca Nogueroles es «dialogar, intercambiar ideas y mejorar para cuidar al toro, y así seguiremos con quienes nos escuchen». Pero por encima de todo, la meta que se marcan es conseguir la «prohibición cero» en todas las modalidades taurinas en la Comunitat.

Xirivella, Silla o Aldaia han sido algunas de las localidades valencianas en las que los portavoces taurinos anunciaron la presentación de querellas contra los responsables municipales por prohibir los bous. Ni desde los juzgados ni desde la fiscalía se ha comunicado por ahora que se haya iniciado ningún procedimiento penal contra político alguno por estos hechos.

Lo que parece claro es que los vetos no están restando tirón a los bous. Como publicó este periódico el mes pasado, según la Agencia de Seguridad y Respuesta a las Emergencias, con competencia en los festejos, a 31 de agosto ya se habían celebrado este año 6.215 actos taurinos, 66 más que en 2015 por las mismas fechas.

La fiesta mantiene así un pulso firme y el año en curso podría acabar incluso con más jornadas taurinas que 2015, donde se alcanzó el hito de 8.500 festejos de bous en tierras valencianas. Ya entonces se marcó un incremento del 8% respecto a 2014. Este año también va a menos la accidentalidad de los bous, al descender un 90% el número de fallecidos y un retroceso del 70% en cuanto a la cifra de heridos.