Las Provincias

Fallece el alborayense que hermanó Burgos con Valencia

Fallece el alborayense que hermanó Burgos con Valencia
  • Tomás el Valenciano, como se le conocía en la ciudad castellana, rendía culto a sus raíces

Ha fallecido en Burgos Tomás Sanmartí Gimeno, hijo de José Sanmartí Ros, de la casa ‘Pelafigues’, y de Josefina Gimeno Marqués, de la casa ‘Ca’Curro’, ambos de Alboraya, que se establecieron en Burgos allá por el año 1922, en el negocio mayorista de frutas. Allí nacería Tomás, en 1927 que, fiel a sus orígenes, no solo presumía de su amor a Alboraya (y por extensión a Valencia), sino que sacando tiempo a su vida privada y dinero de su bolsillo, aportaba a la sociedad burgalesa y sus fiestas, todo tipo de actos festivos, folclóricos y culturales de la tierra de sus mayores, que él consideraba como propia.

Tomás el Valenciano, como se le conocía en su Burgos natal, rendía culto a sus raíces. La valencianía de este burgalés puede resumirse en una serie de hechos y logros que dan buena fe de ello. Fue fundador y presidente de la Casa de Valencia en Burgos, desde 1953. En varias ocasiones llevó bandas valencianas de música a las fiestas de Burgos, la de Alboraya, seis veces , que recordemos. En 1956 organizó, una Batalla de Flores al estilo valenciano.

En su juventud dio a conocer la paella y la horchata de Alboraya y organizó la primera mascletá que se había visto en la capital castellana y que por su estruendo e inexperiencia, hizo que se rompieran varias farolas de la Plaza Mayor.

En 1977 gestionó la presencia de una carroza representando a la Casa de Valencia en Burgos, en la que desfiló la Fallera Mayor de Valencia, con su Corte de Honor. Desde entonces, cada año, este desfile forma parte el programa oficial de las fiestas de Burgos.

En 1999 fue nombrado componente de la comisión mixta de festejos del Ayuntamiento de Burgos, como asesor artístico.

En 2006 el Ayuntamiento de Burgos le concedió, en acto público y solemne, a título personal, el galardón de Buen Vecino. Este título se concede a personas o colectivos, que se caracterizan por su contribución a la cultura, la promoción y el desarrollo de Burgos. Muy pocas veces se ha concedido a título personal. El acto se celebró en el Teatro Principal de dicha capital.

En 2009, en el impresionante marco de la Sala Capitular del Monasterio de San Juan, Tomás recibió de manos del alcalde de Burgos, Juan Carlos Aparicio, el Báculo de Oro de San Lesmes. En su discurso, el alcalde dijó: «si en la antigüedad, El Cid Campeador fue el primer nexo de unión entre Burgos y Valencia, podríamos decir que Tomás el Valenciano, es nuestro Cid del siglo XX, ya que nadie ha hecho más que él por el hermanamiento de estas dos históricas ciudades. ¡Viva Burgos y amunt València!».