Las Provincias

Elche ofrecerá a Ikea terrenos junto a IFA si fracasa su implantación en Alicante

Reunión de los alcaldes de Alicante (izquierda) y Elche al inicio de la legislatura.
Reunión de los alcaldes de Alicante (izquierda) y Elche al inicio de la legislatura. / Álex Domínguez
  • Carlos González dice que no quiere «interferir», pero admite en el Pleno su interés en un momento en el que el proyecto vecino afronta su mayor debilidad

El alcalde de Elche, Carlos González, anunció ayer que si Ikea «decidiera abandonar Alicante», el Ayuntamiento ilicitano «sería el primero en ofrecer el espacio más adecuado e inmejorable para que se quedara en la provincia», y apuntó a los terrenos situados en el entorno de IFA como posible ubicación. El primer edil quiso puntualizar, no obstante, que «hay que ser prudentes» y manifestó su voluntad de «no interferir hasta ver qué ocurre con esta multinacional sueca».

Agregó que, aunque por todos es sabido «cómo están las cosas en el municipio de Alicante», «la multinacional sueca tiene contratos firmados que la obligan con particulares y también expectativas con las administraciones públicas». Por tanto, entiende que «no vendría bien» al municipio «interferir con este asunto», sino más bien «estar atento a lo que ocurra en Alicante». Dado el caso, reiteró que los citados terrenos serían idóneos para esta superficie comercial .

Sus palabras, aunque comedidas, son significativas, ya que es la primera vez que González hablaba de este asunto en el Pleno, y además eligió para hacerlo el segundo debate sobre el estado de la ciudad, el de mayor repercusión mediática.

Habló, eso sí, después de que la portavoz del grupo municipal popular, Mercedes Alonso, pidiera que la firma se instale en Elche «por los líos del gobierno tripartito de Alicante». Hay que recordar que Alonso ya intentó en la anterior legislatura que la multinacional se ubicara en la ciudad. Curiosamente, cuando gobernaba su partido, el PP. Ahora es González, socialista, el que parece que se plantea hacerle sombra a su compañero de formación, el alcalde de Alicante, Gabriel Echávarri.

Un 'novio' más que se suma a la lista de municipios interesados, que pasa por otros como Mutxamel o Sant Joan, que se barajaron desde el principio, según las escuchas del 'Brugal', e incluso Benidorm.

El Consell barajó la ubicación

Tampoco es la primera vez que sale a pasear el entorno de IFA como posible ubicación de la multinacional sueca del mueble. Como adelantó este diario, el Consell ya barajó en su momento ofrecer a Ikea el suelo del IFA Arena, el polémico proyecto de ampliación de la institución ferial, para conseguir el doblete de amarrar a los suecos, solventar la polémica con el suelo de Rabasa y ayudar a la institución ferial a reducir su abultada deuda, gracias a la venta del terreno. Una parcela de 412.000 metros cuadrados ya totalmente urbanizados y con un coste, según tasación, de cerca de 42 millones de euros.

Las declaraciones de Carlos González llegan, además, en el momento de mayor debilidad del proyecto de instalación de Ikea en Alicante, atascado desde hace 10 años y con pocos visos de solventarse en un corto periodo de tiempo.

Es, precisamente, esta situación a la que aludió Alonso como una buena oportunidad para pujar por un negocio que sería redondo para las arcas ilicitanas, que ya tienen en marcha otra gran operación urbanística con la ampliación del polígono empresarial, que contempla la instalación de un gran centro logístico de Tempe.

Proyecto, este último, en el que se ha intentado fijar, sin éxito por el momento, el Ayuntamiento de Alicante para su última intentona de cerrar el acuerdo con Ikea, que pasaba por la compra pública de terrenos en Rabasa.