Las Provincias

Los concejales de Sueña Torrevieja no promoverán una moción de censura

Pablo Samper y Alejandro Blanco, ayer.
Pablo Samper y Alejandro Blanco, ayer. / F. Guardiola
  • Aseguran, tras dejar sus competencias, que harán una «oposición leal» al gobierno y argumentan que corresponde a PP y a Ciudadanos desbancar al alcalde

El cumplimiento del mandato del 97,5% de los militantes que acudieron al primer congreso de Sueña Torrevieja el pasado sábado obligó a los dos ediles de la formación, Pablo Samper y Alejandro Blanco, a formalizar ayer la renuncia a sus delegaciones tras mantener una reunión con el alcalde, José Manuel Dolón. Los concejales comparecieron después para explicar el que será su nuevo papel dentro del Consistorio salinero y fuera de un gobierno que por el momento pasa a estar formado por cuatro partidos y una decena de concejales, mientras que la oposición aumenta hasta los quince ediles.

Los representantes de Sueña Torrevieja dijeron que a partir de ahora realizarán una «oposición leal» al gobierno con el que quieren abrir una vía de diálogo con el fin de impulsar su programa electoral, así como que las iniciativas y proyectos que han dejado a medias tras los dieciséis meses en los que han trabajado junto al resto de los partidos puedan continuar. Ayer mismo le presentaron al alcalde un 'Plan Compromiso' con el que puedan «apoyar las propuestas que consideremos adecuadas en las sesiones plenarias». Tanto Samper como Blanco dijeron luego que algunas de las líneas de su compromiso pasan «por la municipalización del servicio de basura que hemos defendido desde el primer momento y la revitalización del comercio de la ciudad». Igualmente indicaron que estarán abiertos al diálogo con las distintas fuerzas políticas, incluidos el Partido Popular y Ciudadanos, de los que dijeron que «representan mayoría absoluta en la Corporación», aunque se mostraron claros a la hora de descartar que puedan llegar a promover una moción de censura contra el alcalde «porque no es nuestro cometido, eso le corresponde PP y C's, no a nosotros que nos movemos en un espacio progresista». En este sentido Samper dijo que «pedimos al alcalde, por tanto, que trabaje y gestione y que no se deje arrastrar por comentarios falsos acerca de supuestas intenciones tanto mías como de mi compañero que solo buscan desprestigiar nuestro trabajo y nuestra imagen».

El portavoz municipal de la formación, Pablo Samper, explicó que «aunque el hecho desencadenante de esta situación ha sido la gestión de las escuelas deportivas municipales, la decisión no obedece a un simple desencuentro o suceso puntual, sino que radica en una visión global diferente sobre la Torrevieja que queremos», y también «para alejarnos de viejos vicios y vieja política». El edil señaló que «no concebimos el poder a cualquier precio y pasamos ahora a la oposición para hacer una política constructiva y responsable, y no una política de trincheras porque entendemos que en Torrevieja cabemos todos».

A pesar de la situación los dos concejales no descartaron que «en un futuro pueda producirse un regreso al gobierno municipal», y aunque no aclararon cuales son las condiciones que deben darse para que este hecho ocurra, lo cierto es que los cinco partidos que hasta ahora han formado parte del ejecutivo municipal, en el mes de junio del 2015 firmaron un acuerdo en el que se comprometían a realizar un relevo en la Alcaldía.