Las Provincias

La madre de una niña con una enfermedad rara de Elche pide un ascensor en el colegio

  • La menor sufre la enfermedad de Hurler y, en caso de una caída, las posibilidades de sufrir una lesión medular son muy altas

La madre de una niña de cuatro años con una enfermedad rara ha reivindicado al Ayuntamiento de Elche la puesta en funcionamiento del ascensor del colegio público Sanchís Guarner de cara al próximo curso, para evitar una caída en las escaleras, que podría llegar a causarle una lesión medular.

La niña acude diariamente a clase en la planta baja del edificio y actualmente no necesita el ascensor, algo que ocurrirá el próximo curso cuando el aula se encuentre en el piso superior del centro, según ha asegurado la madre a los medios de comunicación.

Debido a la enfermedad de Hurler, que le causa lesiones en todo el organismo, los médicos del Hospital La Fe de Valencia y San Juan de Dios de Barcelona que la atienden, le aconsejaron disponer del ascensor para evitar subir escaleras ya que, en caso de una caída, las posibilidades de sufrir una lesión medular son muy altas.

Además le animaron a que la niña fuera escolarizada y tener una vida normal, ante la presencia constante en el hospital debido a su enfermedad.

Por ello, la madre lleva meses reivindicando al Ayuntamiento que ejecute la tramitación y acciones oportunas para que el ascensor esté operativo el próximo curso, una petición que según ha dejado claro no ha sido atendida "en condiciones" por el consistorio municipal, y por tanto no se ha logrado una solución.

Ante estas declaraciones, la concejal de Educación, Patricia Maciá, aseguró recientemente tener constancia de este caso pero señaló que era el propio centro o la inspección educativa quienes debían comunicar al Ayuntamiento la necesidad de poner en funcionamiento el ascensor.

En este sentido, afirmó que si llegar a solicitarse esta actuación, el Ayuntamiento "adaptaría las medidas para ponerlo en marcha".

Por su parte, fuentes del colegio Sanchís Guarner han señalado a Efe que técnicos de la concejalía de Educación y la Conselleria han acudido estos días al centro para conocer la situación del ascensor, que nunca ha estado en servicio para el alumnado.

Desde el centro han manifestado que no existe ningún protocolo, o no se tiene conocimiento de él, con el que poner en conocimiento del Ayuntamiento este tipo de necesidades, por lo que han pedido que se apruebe uno, y han dejado claro que esta actuación no requiere del simple mantenimiento.

También han enviado informes al propio Ayuntamiento y Conselleria acerca de la situación de la pequeña y han dejado claro que, aunque estén de acuerdo con la puesta en marcha de esta ascensor para mejorar la integración de cualquier alumno, es el propio consistorio y la conselleria los que deben decidir, ya que el colegio no tiene esa competencia.

Ante esta situación, desde el grupo municipal de Ilicitanos por Elche llevará una moción al pleno ordinario del próximo día 24, para instar a la corporación municipal a realizar las actuaciones necesarias para que este centro tenga en servicio el ascensor para el curso 2017-2018.

Además, en el mismo texto se solicita la elaboración de un informe sobre los colegios que disponen de ascensor y los que carecen de él o no lo tienen operativo, y con ello diseñar un plan para la dotación en el menor tiempo posible de ascensores en la totalidad de centros educativos de primaria del municipio.