Las Provincias

La Comunitat es la autonomía de España donde más aumentan los desahucios

Salvador, el pasado mes de noviembre, en una comparecencia para instar a combatir los desahucios.
Salvador, el pasado mes de noviembre, en una comparecencia para instar a combatir los desahucios. / C. M. A.
  • Los juzgados de la región decretan más cambios de inmuebles que ocho territorios juntos y son los únicos de las principales autonomías que registran una subida

La Comunitat lidera un ranking escalofriante, el de la tendencia al alza de los desahucios en España. Ninguna de las regiones donde se incrementaron las expulsiones de hogares por falta de pago alcanza las cifras valencianas. Los datos más recientes sobre lanzamientos practicados por los juzgados de primera instancia que ofrece el Consejo General del Poder Judicial, correspondientes al segundo trimestre de este año, son inexcusables. Los desahucios no van a menos en la Comunitat. Al contrario, lo que convierte la región en el principal referente nacional de una práctica que, lejos de remitir, se agudiza durante el presente año. De abril a junio se contabilizaron en tierras valencianas 2.901 desahucios.

Los desahucios en España durante el segundo trimestre de este año cayeron un 1,9%. En nueve autonomías se registraron descensos. En total, se decretaron cerca de 300 menos que en el mismo periodo de 2015 a nivel nacional. Esa es la tendencia general. Sin embargo, hay una gran excepción: la Comunitat. Los tribunales valencianos han acordado 220 desahucios más que un año antes, cantidad significativamente mayor que cualquier otra registrada en el resto del país. Junto a la Comunitat, las regiones donde se incrementaron los lanzamientos fueron Aragón, Asturias, Cantabria, Castilla-León, Extremadura, País Vasco y Murcia. Entre esas siete autonomías suman 170 órdenes de cambio de posesión de un inmueble más que hace un año. Todas ellas juntas suman una cantidad inferior que la Comunitat en solitario, la región donde más suben los lanzamientos en magnitudes totales.

¿Y porcentualmente? Sólo tres regiones experimentaron aumentos de mayor importancia que aquí (una subida del 8,2% respecto al mismo trimestre de 2015): Asturias (9,4%), Cantabria (9,5%) y Extremadura (11,5%). Afortunadamente para los gobiernos de todas estas regiones (sostenidos unánimemente por partidos de izquierda), Asturias, Cantabria y Extremadura están en otra dimensión en lo que respecta a los desahucios. Sus cifras totales no se acercan ni de lejos a las registradas en la Comunitat, donde se decretan diez veces más lanzamientos.

La Comunitat, junto a Andalucía, Cataluña, Madrid y Canarias, supera cada trimestre el millar de lanzamientos. De ese triste ranking, la única región donde se incrementaron los desahucios entre los pasados meses de abril y junio fue la valenciana. Los tribunales andaluces practicaron un 2,2% menos, en los catalanes descendieron un 4%, en Canarias un 9,1% y en Madrid un 11,3%.

Los juzgados valencianos decretaron más cambios de inmuebles (2.901 en el segundo trimestre de este año) que los de Navarra, La Rioja, Extremadura, Cantabria, País Vasco, Asturias, Aragón y Castilla-La Mancha juntos.

En las regiones donde se registraron aumentos, tres las gobierna el PSOE, dos el PP, una el PNV y en Cantabria el PRC de Revilla apoyado por los socialistas, que en la Comunitat asumen esta competencia a través de María José Salvador. Si se tiene en cuenta la evolución interna del número de desahucios en la Comunitat, la del segundo trimestre de 2016 supone la cantidad más elevada de los últimos dos años.

En los mismos tres meses de 2014 se alcanzó, curiosamente, la misma cantidad, 2.901, y solo en el primer trimestre de 2013, en plena crisis, se superó esta cantidad, con 2.990 lanzamientos.

Según el informe del Consejo General del Poder Judicial, algo más de la mitad de los procesos (en concreto, 1.589) se derivaron de una ejecución hipotecaria mientras que la mayor parte de los restantes (1.239) fueron consecuencia de procedimientos enmarcados en Ley de Arrendamientos Urbanos (impagos del alquiler). Los restantes 73 obedecieron a otras causas, como los laudos o por cuestiones familiares.

Estos datos, apuntaron desde el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat, sitúan la región en la tercera posición de la lista de autonomías en las que se practicaron un mayor número de lanzamientos, sólo por detrás de Cataluña y Andalucía. Atendiendo solo a los lanzamientos por ejecuciones hipotecarias, la valenciana ocupa la segunda posición.

Más ejecuciones

El paso previo de más de la mitad de los lanzamientos, que suele originarse unos meses antes, es la ejecución hipotecaria, un procedimiento tramitado en el juzgado que permite exigir el pago de las deudas garantizadas por el inmueble que avala la hipoteca. Estas ejecuciones, que también las contabiliza el informe del CGPJ, crecieron en el segundo trimestre del año con respecto a los tres primeros meses del año, poniendo fin a una tendencia a la baja registrada desde mediados del año pasado. En concreto, entre abril y junio se iniciaron 2.056 ejecuciones hipotecarias, frente a las 1.845 del primer trimestre del año. En comparación con el mismo trimestre del año anterior esta ámbito experimentó un descenso de más del 38%. Sin embargo, el dato del segundo trimestre del año pone fin a un descenso continuado registrado desde el mismo periodo del año anterior.

Como aspecto positivo, todavía no se alcanzan las cifras de 2014 y la primera mitad de 2015, cuando oscilaban entre 3.000 y 4.000 las ejecuciones hipotecarias.

El discurso de la consellera de Vivienda gira en torno a las intenciones del Ejecutivo valenciano de evitar los desahucios. La política del «nuevo Consell», tal y como Salvador aún lo denomina, pretende «rescatar personas»; sin embargo, las estadísticas no acompañan.

Desde el cambio de Gobierno, la Comunitat ha contabilizado 10.122 desahucios. Podemos, que ejerce de apoyo externo a PSOE y Compromís, subraya desde hace meses que exigirá de cara a los próximos presupuestos unas políticas sobre vivienda más eficaces.

El informe del CGPJ también recoge datos relativos a la actividad económica. Por ejemplo, incluye que en el segundo trimestre de 2016 se presentaron 2.867 demandas por despido en los Juzgados de lo Social de la Comunitat, lo que significa un aumento del 9,7% respecto a las mismas fechas del año anterior; así como que el total de los concursos presentados en la región durante este periodo fue de 262, lo que supone un incremento del 7,8%.