Las Provincias

Uno de cada diez conductores circula ebrio o drogado

  • La Guardia Civil multa a un millar de valencianos en una semana por infracciones en vías convencionales, la mayoría por velocidad

Cuando circule por una carretera de doble sentido cuente diez de los vehículos que se cruzan en dirección opuesta. Al menos uno de ellos va ocupado por un conductor que ha bebido o ha consumido drogas. Así se desprende del último Estudio de Prevalencia del Consumo de Alcohol y Drogas Ilegales (EDAP), que evalúa el porcentaje de conductores que dan positivo a los controles aleatorios. Sus resultados son aplicables a la Comunitat, según la DGT.

Para su confección se seleccionaron aleatoriamente a más de 2.700 conductores cuando circulaban por carreteras de España y se les realizaron las pruebas. Los análisis de sustancias revelaron que un 12 % de los conductores había consumido recientemente alcohol o drogas. Y un 3% había tomado tanto alcohol como para dar una tasa por encima de los 0,05 miligramos por litro de aire espirado, según el informe. Además, un 8% de los conductores había tomado drogas diferentes al alcohol. «La sustancia más frecuente entre los conductores continúa siendo el cannabis y, en segundo lugar, la cocaína», explican fuentes de la DGT.

Para intentar frenar el aumento de siniestralidad, Tráfico ha puesto el foco en las carreteras convencionales. En la última campaña de vigilancia de estas vías, realizada entre el 3 y el 9 de octubre, se impusieron 30.000 denuncias en toda España por exceso de velocidad, por no llevar el cinturón, por circular ebrio y por deficiencias del vehículo.

Según los datos de la Jefatura Provincial de Tráfico, en la Comunitat fueron 'cazados' un millar de infractores de entre los más de 22.000 vehículos controlados por la Guardia Civil. De entre todas las conductas sancionadas, aproximadamente dos tercios corresponden a excesos de velocidad.

Sin embargo, las acciones más graves al volante detectadas en la Comunitat, aquellas de auténtica temeridad que acaban con sus autores detenidos por delitos, se deben al consumo de alcohol. En concreto, de los 3.000 delincuentes viales detenidos durante el año pasado, más de 2.000 arrojó tasas de alcohol muy elevadas.

Uno de los casos más exagerados detectados en la Comunitat se produjo hace sólo dos semanas, después de que un conductor de 48 años se estrellara contra un bordillo de la Ronda Este, en Castellón. Policías locales le practicaron la prueba de la alcoholemia y descubrieron que septuplicaba la tasa permitida. Al mismo borde del coma etílico.