Las Provincias

Una madre coge la mano a su hijo enfermo.
Una madre coge la mano a su hijo enfermo. / F. Manzanera

La hospitalización a domicilio se reorganiza para mejorar la atención a niños enfermos

  • Sanidad diseña una red de coordinación en la provincia, con dos sedes pediátricas, ante las quejas por falta de respuesta a menores con patologías complejas o que necesitan cuidados paliativos

La Conselleria de Sanidad está reorganizando la atención a domicilio en la provincia para cubrir la demanda de niños con patologías crónicas complejas, que en algunos casos requieren de cuidados paliativos, y para quienes su hogar es el mejor lugar terapéutico. Se trata de una carencia de recursos denunciada hace años y a través de una queja presentada al Síndic de Greuges, la Conselleria ha avanzado el nuevo protocolo de coordinación que se quiere aplicar a partir de este mes o el que viene dividiendo la provincia en dos ámbitos geográficos -norte y sur- , que tendrán sus sedes, y reforzando los medios.

El autor de la queja, según la resolución del Síndic, es el jefe de la Unidad de Oncología y Hematología Pediátrica del Hospital General de Alicante que en su escrito lamenta que en los últimos años han asistido «a un gran número de niños que podrían haberse beneficiado, de una u otra manera, de la hospitalización domiciliaria, aunque desgraciadamente se les ha negado de forma sistemática por el hecho de ser niños». Se refiere a que en algunas unidades de hospitales comarcales se quedan fuera por razón de edad, -al considerar que son para adultos-, cuando se estima que en la provincia hay entre 300 y 480 niños que pueden requerir de cuidados paliativos. Según los estudios, un 30% padece cáncer y el resto patologías neurodegenerativas, metabólicas y genéticas.

El Plan Oncológico de la Comunitat (2002-2006) incluía entre sus medidas prioritarias esta atención a menores y fijaba 2004 su puesta en marcha ya que -según el autor de la queja- los «niños que se atendían en el Hospital La Fe sí que tenían esa posibilidad». Fue en 2009 cuando empezó a funcionar la Unidad de Hospital a Domicilio Pediátrica del General de Alicante para cubrir a los menores del departamento. Sin embargo, «en las unidades de la mayoría de nuestros hospitales no se atienden ni admiten a niños, por lo que uno de los colectivos más vulnerables y que podrían beneficiarse de forma notable son discriminados simplemente por razón de su edad, ya que no se han desarrollado las estructuras necesarias para su correcta atención», se recoge en la denuncia.

Una discriminación

Ante esta reclamación, el Síndic solicitó información a Sanidad, que respondió que compartía esta queja en cuanto que no podía existir discriminación en la prestación asistencial por edad, género y raza y, por tanto, tampoco en el acceso a estos servicios. Como medidas, desde la Conselleria explicaron que estaban trabajando en la mejora de la coordinación con los departamentos a través de la elaboración de un borrador donde se fijarán los procedimientos para la atención compartida de los menores entre la línea pediátrica de la unidad del Hospital de Alicante y las de adultos del resto de la provincia.

Tras esta respuesta, la Sindicatura solicitó posteriormente a Sanidad que ampliase el informe para conocer en qué situación se encontraba la implantación de estos nuevos procedimientos de coordinación. La Conselleria detalló el plan que se prevé aplicar a partir de octubre-noviembre y que ha supuesto la contratación de más personal.

La provincia se dividirá en dos áreas geográficas, por lo que se creará una línea pediátrica de hospitalización a domicilio de ámbito provincial don dos sedes, una unidad en Alicante para la atención Alicante-Norte y otra en Elche para la zona del sur. La unidad pediátrica del General de Alicante se reforzará con un nuevo pediatra, se incrementarán las guardias y se mejorará el transporte con coches eléctricos que ya están en servicio. Además, se abrirá una unidad pediátrica en el Hospital de Elche con un especialista y una enfermera -con el apoyo directo del recurso de hospitalización a domicilio de adultos- y habrá una dotación adicional para guardias y una mejora del transporte.

La previsión de la Conselleria es que a partir de octubre-noviembre se organice un funcionamiento en red para que «la línea pediátrica con las dos sedes trabaje coordinada entre sí y con todas las unidades de adultos». Asimismo, se contará con el apoyo de las enfermeras gestoras de casos, con los servicios de pediatría de los hospitales y con pediatría de atención primaria. Según Sanidad, con este protocolo se espera que la provincia disponga de una «red de excelencia» y pueda servir de modelo para el resto de la Comunitat. El Síndic ha instado a la administración a que realice un «esfuerzo» organizativo y presupuestario.