Las Provincias

La Diputación quiere a pacientes del psiquiátrico en la residencia privada

La Diputación de Valencia ha solicitado la reserva de camas para pacientes de larga estancia del psiquiátrico de Bétera en los pabellones que la residencia Eulen gestiona en las instalaciones de este centro sanitario. Así se lo ha trasladado la diputada de Bienestar Social, Mercedes Berenguer, a la vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, en un encuentro en el que también ha estado presente la vicepresidenta de la Diputación, María Josep Amigó. Así, acordaron que en la revisión del contrato entre la Generalitat y la empresa privada Eulen, que se llevará a cabo en febrero, se tratará la reserva de camas para pacientes del psiquiátrico. Asimismo, según fuentes de la corporación, se pactó que se intentarán aprovechar las sinergias en materia de contratas como la de la comida y la gestión de residuos en las instalaciones de Bétera.

La diputada de Bienestar Social explicó que las plazas que solicita, que podrían ser unas cuatro o cinco al año, estarían destinadas a pacientes del psiquiátrico «cuya patología prioritaria no es la mental, con lo que su tratamiento y cuidado está más acorde con el que ofrece una residencia que con la atención que presta el psiquiátrico de Bétera».

Los dos pabellones de Eulen fueron cedidos en su día por la Diputación de Valencia a la Generalitat, que a su vez los cedió a esta firma privada para que los gestionase por medio de un contrato que debe ser revisado a comienzos de año.

La intención del área que dirige Mercedes Berenguer y de la corporación provincial es la de integrar el psiquiátrico de Bétera en la red de salud pública y separar la atención que se da a los pacientes con patologías mentales de la que se presta a otro tipo de pacientes de larga estancia cuya patología encaja mejor en los servicios que prestan las residencias, según detallaron desde la Diputación. El objetivo es «reintegrar a esas personas en la sociedad en los casos en que sea posible», añadieron.

Así, indicó que el primer paso que ha dado el área de Bienestar Social, «tras renovar a parte del equipo médico del psiquiátrico y mostrar su intención de acabar con el estigma que rodea a la salud mental», es la puesta en marcha de un nuevo modelo de atención enfocado a la media estancia. Esta propuesta permitirá a los usuarios recibir tratamientos de rehabilitación sin necesidad del internamiento definitivo.