Las Provincias

El ciberacoso se convierte en la principal amenaza para los colegios

Martínez se dirige a los asistentes. En la mesa el delegado del Gobierno y la directora del centro que acogió las actividades.
Martínez se dirige a los asistentes. En la mesa el delegado del Gobierno y la directora del centro que acogió las actividades. / LP
  • Las charlas relacionadas con el mal uso de las nuevas tecnologías e internet ya son las más demandadas a las Fuerzas de Seguridad

El secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, presentó ayer en Valencia el Plan Director para la Convivencia y Mejora de la Seguridad en centros educativos 2016-2017, una herramienta que permite a las escuelas contar con expertos de la Policía Nacional y la Guardia Civil para concienciar y prevenir riesgos a través de charlas. El acto sirvió para hacer entrega de las distinciones a los agentes y colegios más implicados en el programa y para poner de relieve la evolución que ha sufrido desde su puesta en marcha en 2007, lo que da pistas sobre las principales inquietudes de la comunidad educativa. Al fin y al cabo, son los centros lo que solicitan participar en el mismo y la casuística que quieren tratar.

La principal conclusión, que se da a nivel nacional y autonómico, es que las charlas más demandas son las relacionadas con la prevención del ciberacoso y los problemas asociados al mal uso de las nuevas tecnologías, un fenómeno creciente y especialmente tóxico ante la facilidad para difundir mensajes, sin olvidar la idea -errónea- de que favorece el anonimato y la impunidad.

Martínez explicó que de las 32.000 intervenciones realizadas en 2015 a nivel nacional, más de 15.000 estuvieron relacionadas con las nuevas tecnologías. Le siguieron las vinculadas a la prevención del acoso (8.000), las que prevenían el consumo de drogas, las que combaten la violencia de género y las que tenían que ver con bandas juveniles. La misma tendencia se registra en lo que va de 2016, con más de 25.700 intervenciones totales, de las que casi la mitad (11.233) han versado sobre el ciberbullying. Además, dijo que se ha dado una inversión en la clasificación, pues en los primeros años del plan las más pedidas iban sobre estupefacientes.

Lo mismo sucede en clave valenciana. De las cifras facilitadas por la Delegación del Gobierno se desprende que las más demandadas durante el curso pasado fueron las relacionadas con los riesgos de internet (841 de un total de 2. 153). Estas actividades se desarrollaron en la mitad de los colegios de la Comunitat. Respecto al curso anterior se ha producido un aumento del 43%, síntoma de que el plan gana peso.

De hecho, la valoración que realizan los centros es más que positiva. «Recomendaría a todos que se sumaran», explicaba ayer Carmina Guerola, directora del colegio diocesano María Inmaculada de Alfafar, que acogió el acto y fue uno de los premiados. «Son positivas para los padres, que no siempre tienen toda la información, y para los alumnos, que sí están muy informados pero poco formados», explicaba.

Por su parte, José Delgado, director del IES Clot del Moro de Sagunto, también galardonado por su trabajo de prevención y mejora de la convivencia, quiso destacar la implicación del policía nacional Manuel Benito, el encargado de las charlas en el centro, y puso como ejemplo el trabajo desmitificador que realiza en aspectos como el consumo de drogas, muchas veces banalizado por la juventud. El agente, otro de los premiados, puso el acento en otros aspectos que se desprenden de la iniciativa, como el trabajo de mediación entre diferentes actores de la comunidad educativa.

Ambas escuelas van más allá de las charlas a la hora de mejorar la convivencia. En el IES El Clot del Moro impulsan un programa de tutorías entre alumnos de ESO (mayores con más pequeños), y los primeros hacen las veces de hermano mayor: «Es una manera de favorecer la coeducación, que se comuniquen entre ellos». Es decir, se crean lazos que sirven, en caso necesario, para prestar ayuda. También disponen de estudiantes mediadores, a los que se les forma para colaborar en la resolución del conflicto. Respecto al María Inmaculada, Guerola destaca las tutorías individualizadas entre 6º de Primaria y 4º de la ESO, de manera que todos sus estudiantes disponen de un profesor con el que se reúnen periódicamente para tratar aspectos académicos y también personales, lo que crea un clima de confianza y ayuda a reducir los conflictos.

Sobre la ruptura de mitos también se pronunció la guardia civil premiada Natividad Casas, de Toledo. «Muchas veces los alumnos preguntan cómo hacer algo para que no les pillen. Lo que transmites es que internet no es anónimo, todo se puede rastrear», añadió. También dijo que no siempre ven los riesgos, y se refirió a casos en los que fotos subidas por chicas a internet son utilizadas luego en páginas para adultos.