Las Provincias

Un indigente duerme sobre un colchón en la calle.
Un indigente duerme sobre un colchón en la calle. / A. Domínguez

La pobreza extrema crece y amenaza ya a 396.000 personas en la Comunitat

  • El 33% de la población bordea la exclusión social, lo que supone cuatro puntos por encima de la media nacional

Las cifras, que tienen detrás un rostro y un nombre, no son nada esperanzadoras, aunque en el último año haya bajado ligeramente el riesgo de pobreza y exclusión social en la Comunitat. El balance del periodo 2009-2015 es demoledor y más si se tiene en cuenta que la situación de la pobreza extrema no ha mejorado. Al contrario, se ha incrementado y están en riesgo más de 396.000 personas en la Comunitat. Tienen que sobrevivir con ingresos inferiores a 332 euros al mes por unidad de consumo. Además, los mayores siguen siendo uno de los colectivos más vulnerables. Con sus pequeñas pensiones muchos de ellos se han visto obligados a estirar esta paga para ayudar a sus hijos y nietos, también víctimas de la crisis y el paro.

Estos son algunas de las conclusiones del VI Informe 'El Estado de la Pobreza. Seguimiento del indicador de pobreza y exclusión social en España 2009-2015' de la Red Europea de Lucha contra la Pobreza (EAPN) que fue presentado ayer, y que revela que la Comunitat es la tercera autonomía donde más ha crecido la pobreza y la exclusión social en seis años tras Andalucía y Castilla La Mancha. El 32,9% de la población (1.638.000 personas) se encontraba en esta situación en 2015, lo que supone cuatro puntos porcentuales superior al del conjunto del país. A pesar de que en el último año la tasa se ha reducido en casi dos puntos, hay que tener en cuenta el balance global del periodo analizado. En este tiempo se ha producido un crecimiento en 6,4 puntos.

El panorama también ha empeorado si se tiene en cuenta el indicador Arope. Por éste se entiende el porcentaje de población en riesgo pero que combina el nivel de pobreza con la privación de material severa y baja intensidad de empleo por hogar. Afecta al 25,3% de la población (1.257.000 personas), es decir, tres puntos más que la media nacional. En seis años, otras 195.000 personas han caído en esta situación y el problema es que el desempleo y la falta de oportunidades han cronificado la pobreza en muchas familias, a las que todavía no ha llegado una mejoría económica y la ven muy lejana. Más de 396.000 personas en la Comunitat están en situación extrema, con ingresos inferiores a 332 euros. Representan el 8% del total de la población. Esta pobreza severa ha aumento en 1,6 puntos porcentuales en los dos últimos años y en 3,8 puntos desde 2009.

El informe también alerta sobre el colectivo de las personas mayores, cuyos ingresos dependen prácticamente en su totalidad de las pensiones. El importe del 54,2% de esta asignación está por debajo del umbral de la pobreza. Esto «supone que el importe de las pensiones está en el origen de la pobreza de algo más de medio millón de personas mayores», se reseña.

Privación de material

Familias que no pueden estar al día de los gastos de la vivienda, ni mantener una temperatura adecuada en el piso, tampoco pueden permitirse una comida de carne, pollo o pescado al menos cada dos días, ni disponer de automóvil y, por supuesto, no tienen posibilidad de irse de vacaciones al menos una semana al año. Así se encuentran 330.000 personas en la Comunitat. Sufren privación material severa. Un 16,3% carece de medios para mantener la vivienda calefaccionada durante el invierno y un 41,6% reconoce que no tiene capacidad para afrontar gastos imprevistos.

En estos años de crisis, añade el informe, la evolución de la renta media por persona ha sido negativa y de gran intensidad. Actualmente esta renta es de 9.098 euros por persona, 1.404 euros menos que la disponible en 2009.