Las Provincias

Las farmacias darán cita sanitaria a los grupos de riesgo para forzar a vacunarse de la gripe

Una enfermera vacuna de la gripe a un paciente en un centro de salud de Alicante.
Una enfermera vacuna de la gripe a un paciente en un centro de salud de Alicante. / A. Domínguez
  • Las boticas participarán de forma activa en esta campaña y derivarán a embarazadas y mayores a los centros de salud para garantizar que se administran las dosis y mejorar la cobertura

Con el objetivo de incrementar las tasas de cobertura vacunal contra la gripe entre los colectivos de riesgo, la Conselleria de Sanidad ha alcanzado un acuerdo con las farmacias de la provincia y del resto de la Comunitat para que participen de forma activa en la próxima campaña de vacunación, que está prevista que comience el 24 de octubre. El control sobre estos grupos poblacionales se quiere extremar, sobre todo en mayores de 60 años y embarazadas, y para garantizar que se administran las dosis, los farmacéuticos se encargarán de darles cita en los centros de salud.

La consellera de Sanidad, Carmen Montón, mantuvo ayer una reunión con los presidentes colegiales de las tres provincias, donde se mostró la predisposición de los profesionales a implicarse en mejorar los porcentajes de vacunación. La idea es aprovechar la cercanía que tienen los pacientes con las farmacias situadas en su barrio para fomentar la concienciación social facilitando el acceso a los ambulatorios.

Según explicaron ayer desde la Conselleria a través de un comunicado, la responsable del Colegio de Farmacéuticos de la provincia, Fe Ballestero, así como sus homólogos en Valencia y Castellón, Jaime Giner y Sergio Marco, respectivamente, mostraron su voluntad de llevar a cabo una serie de medidas para activar la campaña como derivar a las personas incluidas en los grupos de riesgo, fundamentalmente mayores de 60 años y embarazadas, al centro de salud. Para ello, desde la oficina de farmacia se darán citas con la enfermera. Además, trabajarán en la concienciación de la población sobre la conveniencia de vacunarse de la gripe, de modo que actúen como altavoces. A la reunión también asistieron la directora general de Farmacia y Productos Sanitarios, Patricia Lacruz, y la directora general de Salud Pública, Ana María García, quienes agradecieron la buena respuesta de los farmacéuticos y se mostraron convencidas de que con este apoyo se incrementará la cobertura de vacunación.

Con un mes de retraso

Durante la temporada anterior se administraron en la provincia casi 265.000 dosis después de que los centros de salud ampliasen en quince días el periodo de la campaña ya que la llegada de la gripe, con los primeros afectados, se retrasó un mes. Al final se registró una tasa de incidencia baja. El pasado años se incluyó entre los grupos de riesgo a los estudiantes en prácticas en centros sanitarios ya que, al igual que los profesionales, pueden actuar como agentes de transmisión al estar en contacto con pacientes.

Además, los otros colectivos que deben vacunarse con los mayores de 60 años, los niños de más de 6 meses y adultos con enfermedades crónicas (cardiovasculares, pulmonares y neurológicas,) o personas que conviven con enfermos crónicos o les atienden. También se incluye a bomberos, policías, fuerzas de seguridad protección civil e instituciones penitenciarias.

La pasada temporada, Sanidad envió SMS recordatorios a las personas entre 18 y 60 años que recibieron la dosis el año anterior. La media de vacunación es del 50% entre los mayores, y los facultativos y sanitarios están en una media del 44%.