Las Provincias

Benidorm rechaza el recurso de la empresa de piscina y le da 8 días para irse

  • La corporación ha aprobado un plazo para que la mercantil abandone las instalaciones y se le advierte de que en caso de no hacerlo se procederá al desahucio administrativo

El pleno del ayuntamiento de Benidorm ha acordado por mayoría desestimar el recurso de reposición de la empresa concesionaria de la piscina y gimnasio del Palau d'Esports contra otro acuerdo plenario del 7 de septiembre que aprobó la resolución del contrato.

Sólo Liberales de Benidorm y el concejal no adscrito se han abstenido.

La corporación ha aprobado un plazo de ocho días para que la mercantil abandone las instalaciones y se le advierte de que en caso de no hacerlo se procederá al desahucio administrativo.

La propuesta de la concejal de Contratación, Lourdes Caselles, para rechazar el recurso se basaba en el dictamen favorable del Consell Jurídic Consultiu y en los "reiterados incumplimientos de la empresa" que recogen numerosos informes técnicos.

Esos incumplimientos se resumen en la falta de pago del canon los años 2014 y 2015, la falta de mantenimiento de las instalaciones, no haber ejecutado unas obras en los primeros meses de contrato y no abonar salarios a los trabajadores.

Los grupos de la oposición, no obstante, han mostrado sus dudas sobre la continuidad del servicio que se presta actualmente a los usuarios ya que varios informes ponen en duda que pueda proseguir igual.

El socialista Rubén Martínez ha expresado su "ruego" de que no haya un parón en los cursos que se ofertan y ha acusado al PP de no haber hecho "nada" en un año. "Ni la empresa se ha ido ni se ha hecho una gestión alternativa", ha afirmado.

Rafael Gasent, portavoz de C's, ha echado en falta una postura "más tajante y resolutiva" del gobierno local en este expediente y se ha mostrado "preocupado" ante la posibilidad de "tener que indemnizar a la empresa concesionaria".

La liberal Gema Amor ha acusado al gobierno de "falta de rigor" y de protagonizar "un esperpento" y ha instado a los populares a que "garanticen la continuidad del servicio porque la ley lo exige".

Por último, Josep Bigorra, de Compromís Los Verdes, ha confiado en que el acuerdo plenario de hoy "sea el último referente a este asunto".

Lourdes Caselles ha reconocido que tanto el gimnasio como la piscina permanecerán cerrados "de uno a tres días" una vez se haya producido el desalojo para que los técnicos municipales puedan realizar "un estudio más exhaustivo del estado en que se encuentran las instalaciones".

El plazo concedido a la empresa para que abandone las dependencias del Palau d'Esports finaliza el próximo día 26 de octubre, según ha indicado Caselles.

La mercantil, por su parte, ha avanzado que acudirá al contencioso administrativo y que también solicitará "la suspensión de la ejecutividad del acuerdo plenario", según ha explicado a Efe el abogado de la empresa.