Las Provincias

Detalle de la factoría de Aludium en Aguamarga.
Detalle de la factoría de Aludium en Aguamarga. / J.P.Reina

La fábrica de Aludium cerrará 2016 con beneficios por segundo ejercicio

  • La compañía, vinculada al fondo de inversión Atlas Holding, aumenta casi un 20% su producción desde enero, emplea a 370 personas incluidos los últimos eventuales e inaugura nuevo horno

Aludium, la empresa alumínica vinculada al fondo de inversión Atlas Holding, consolida sus expectativas de crecimiento en Alicante. La mayor empresa del sector industrial que queda en la capital alicantina por número de empleados (370 a día de hoy, incluyendo los contratados eventuales tanto en fábrica como en oficinas y logística) cerrará más que previsiblemente el ejercicio económico de 2016 en números verdes. Y lo hará por segundo año consecutivo después de un lustro en pérdidas debido a la recesión económica internacional y la falta de demanda de sus productos y, más aún, al encarecimiento de la materia prima en el mercado mundial.

«La situación en la factoría del aluminio es buena, esto ha cambiado mucho y a mejor». La frase del secretario del comité de empresa de Aludium Alicante, Juan José Pastor, resume claramente cuál es el estado de ánimo de una plantilla que en la pasada década llegó a ver peligrar sus puestos de trabajo tras la negociación que realizó la anterior empresa, la multinacional Alcoa, para vender los terrenos de Aguamarga y buscar un suelo en un polígono para construir una fábrica más reducida.

La empresa anuncia que la próxima semana, concretamente el jueves, inaugurará el anunciado nuevo horno de recocido de bobinas de aluminio, que permitirá, como estaba previsto, aumentar la capacidad de producción de la planta alicantina en 5.500 toneladas al año. Está ya operativo, según explica Pastor, y «nos viene muy bien, porque ha habido momentos de saturación en la planta por la acumulación de pedidos tras llegar la nueva compañía gestora». Ahora, la factoría contará ya con seis hornos al uso.

Al acto acudirá el alcalde de Alicante, Gabriel Echávarri, y la directora general de Trabajo de la Generalitat y del Invassat, Cristina Moreno, autoridad laboral de la Comunitat, los cuales aprovecharán para conmemorar la Semana Europea de la Seguridad Laboral. Aludium busca favorecer sinergias a nivel local entre las principales empresas del sector del metal.

Con la presencia del consejero delegado y presidente de Aludium, Manuel Ruano, y del director de la planta de Alicante, Alberto Ruiz, la compañía también realizará ese mismo día un simulacro de incendio dentro de los actos organizados con motivo de la 'Safety Week' (Semana de la Seguridad).

La compañía subraya que su nivel de siniestralidad laboral es diez veces inferior a la media del sector gracias al entrenamiento permanente que reciben sus empleados. Para mejorar la política preventiva, Aludium ha realizado 3.127 horas de formación a lo largo del año.

El comité de empresa no puede ocultar su tranquilidad desde la llegada del nuevo gestor. «Está manteniendo toda la plantilla e incluso reforzándola con eventuales, el pasado año a través de ETT y éste ya contratando directamente a trabajadores temporales», añade el secretario Pastor. Dentro de los 370 operarios de la planta alicantina (llegó a tener 500 en tiempos del grupo publico Inespal), hay veinte eventuales en oficinas para realizar trabajos que antes desarrollaba la multinacional Alcoa en sus centros de Hungría o Suiza. La planta alicantina ha crecido prácticamente un 20% en capacidad de producción en el primer semestre del año y, según la previsión apuntada al comité por la dirección, la tendencia se mantiene, aunque la cifra no se hará oficial hasta el jueves por el presidente Ruano. Aludium se ha beneficiado del repunte de actividad nacional e internacional en el sector de la construcción y en el de la distribución, dos de los platos fueres a los que provee.

Estos buenos resultados son los que, según explicó a principios de agosto Ruano, han motivado las nuevas inversiones, que permiten al grupo seguir creciendo y cumpliendo con sus objetivos. Así, el estreno del nuevo horno de recocido permite a Aludium la capacidad de recocido en seis bobinas diarias. Puede procesar a la vez tres bobinas de 13.5 toneladas cada una. En total, 5.500 toneladas más anuales de producción. La nuevas instalación usa gas natural, lo que permitirá, según Ruano, obtener ahorros notables.