Las Provincias

Educación minimiza los problemas con Xarxa Llibres frente a las críticas de padres

  • El secretario autonómico afirma que la mayoría de centros disponen de fondos para la reposición y las familias se ofrecen a darle un listado de alumnos sin libros o que han tenido que comprar

El programa Xarxa Llibres fue ayer objeto de debate entre Educación y los partidos de la oposición tras las críticas recibidas por las familias con alumnos que han iniciado las clases sin todos los libros o que han tenido que realizar un desembolso pese a que el objetivo era la gratuidad. El Síndic de Greuges ha abierto una queja de oficio.

El secretario autonómico de Educación, Miguel Soler, compareció en la comisión de Educación en Les Corts para informar sobre la evolución del programa y recordar que las ayudas no hay que declararlas a Hacienda. Soler reconoció «problemas de gestión» al tratarse de un programa «muy ambicioso» que implica a muchos centros y personas, pero minimizó las críticas y defendió que este curso la «inmensa mayoría» de alumnos de la educación obligatoria ha tenido libros de texto gratis. Soler considera que no son tantas las familias afectadas y aunque admitió que ha habido estudiantes de la ESO que han tenido que comprar de uno a tres libros -entre 20 y 60 euros- para completar los lotes donde no llegaba el presupuesto, también apuntó que excepto cuatro institutos, el resto de centros de la Comunitat tenían dinero «más que de sobra» para destinar parte del ahorro de sus gastos de funcionamiento a cubrir la tasa de reposición de ejemplares, según recogió la agencia Efe. Es decir, achacó la decisión de la compra a los centros. En esta línea, y sobre la posibilidad de pagar el importe a las familias que han tenido que comprar material, el secretario autonómico afirmó que es una decisión del consejo escolar, caso de algún centro que ha decidido comprar dos de los libros que faltaban y pedir a los padres el tercero para mantener el ahorro del centro y que las familias gasten 20 euros en lugar de los 200 euros que supone el lote entero.

Desde Covapa reiteraron ayer las denuncias que han recogido en una encuesta y que muestran que muchos alumnos han empezado las clases sin todos los libros o han tenido que comprar el material. Es más, se ofrecieron a dar un listado a Educación con los casos que están recogiendo y recordaron que la Conselleria destinó una partida en gastos de funcionamiento para reponer los ejemplares que faltaban y que se tenía que destinar a este fin.

«Hay que recordarle que ante el temor de no recibir los lotes hay familias que han hecho un desembolso y a pesar de que cumplieron con su parte y devolvieron los lotes en junio», señaló el presidente de Covapa, Ramón López, quien añadió que «en otros cursos, en estas fechas, las familias sufrían la presión por parte de los centros cuando sus hijos iban a clase y todavía no tenían los libros, ¿y ahora qué?». López insistió en que la falta de material no es un hecho aislado -se concentra sobre todo en Secundaria- y así se lo transmitió la semana pasada al director general de Personal Docente, Joaquín Carrión, en una reunión en la que abordaron, entre otros temas, los problemas con Xarxa Llibres. La confederación le entregó los resultados de una encuesta realizada a familias que mostraba que el 42% de los encuestados no habían recibido ningún libro y un 16% señalaban que solo cuatro.