Las Provincias

Massarrojos se moviliza por el traslado de una carretera que pasa junto a viviendas

  • Alcantud indicó ayer que se han reunido con el alcalde pedáneo y han pedido un encuentro con el alcalde Joan Ribó

Los vecinos de Massarrojos, la pedanía de Valencia situada entre Rocafort y Moncada, sólo quieren tener una calle en lugar de una carretera, aunque eso no lo han podido conseguir de momento. José Alcantud es integrante del movimiento creado para esta reivindicación, que pretende acabar con aceras de un ancho de 30 centímetros.

Alcantud indicó ayer que se han reunido con el alcalde pedáneo y han pedido un encuentro con el alcalde Joan Ribó, de momento sin resultado. «Lo único que nos dijo el primero es que en febrero, la Diputación cederá este tramo de carretera al Ayuntamiento, aunque eso sólo sirve para el mantenimiento».

Los residentes quieren aceras amplias, al menos de un ancho normal que permita la utilización de los accesos a todas las viviendas que recaen a la calle Doctor Andrés Piquer, la plaza del Soñador y la calle Rocafort. «Ahora hay casos de inmuebles que como tienen dos puertas, la que da a la carretera la tienen siempre cerrada», señaló.

La reivindicación se ha difundido también en las redes sociales, con un vídeo donde una vecina que se mueve en silla de ruedas desde hace 15 años relata las complicaciones diarias que sufre.

«La calle soporta un tráfico diario de 10.000 vehículos, según la información que nos da el Ayuntamiento», comentó sobre la polución. «Las aceras son en algunos tramos de 30 centímetros y no cumple con la accesibilidad». Los residentes se plantean cortes de tráfico, poner pancartas y nombrar el movimiento como «SOS Massarrojos. No som una autopista, som poble».

En opinión de Alcantud, abogado, esto pone en «peligro la integridad física y vulnera el derecho a la inviolabilidad del domicilio por el ruido que soportamos a diario por el tránsito de autobuses, el camión de la basura y demás. Nosotros queremos que se saque el tráfico del pueblo».