Las Provincias

Vicente Magro.
Vicente Magro. / J. P. R.

Magro dejará la presidencia de la Audiencia para irse a Madrid

  • El magistrado se muestra «satisfecho» con estos 15 años pero anuncia su marcha a la capital «para trabajar para la Justicia» y alcanzar el Supremo

El presidente de la Audiencia de Alicante, Vicente Magro, anunció ayer que no optará a la reelección y que se marchará a Madrid para ocupar una plaza de magistrado en la sección primera de su Audiencia. El magistrado murciano, que ha estado al frente del órgano quince años, asegura que ha llegado el «momento de dar este paso tras una larga y densa actividad que ha sido también referente nacional» y de «abrir una nueva página» en su etapa profesional.

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha confirmado al magistrado su nuevo destino en la capital, más cerca del Tribunal Supremo al que ha optado en diversas ocasiones. La fecha en la que dejará vacante la presidencia de la Audiencia alicantina será sobre el 10 de noviembre, cuando se publicará en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Magro se ha mostrado «muy satisfecho con los logros» cosechados en los últimos quince años que ha estado al frente de la institución y que han convertido a ésta en un «referente nacional» para la Administración de Justicia. El magistrado, de 56 años, se ha referido así a la apuesta por el sistema de videoconferencia, una herramienta tecnológica cuyo uso se ha extendido a todo el país, o al impulso del primer protocolo en España para la celebración de juicios rápidos penales.

Igualmente, en 2004, la Audiencia de Alicante comenzó a celebrar los primeros programas de reeducación de condenados por violencia de género, que se han convertido en obligatorios para todos aquellos casos en que la ejecución de la pena queda suspendida. Magro también cita varias iniciativas similares orientadas a la resocialización para condenados por violencia doméstica, delitos contra la seguridad vial, la libertad sexual y el maltrato animal. Otras medidas destacadas durante su mandato han sido un programa de mediación penal y otro para la prevención de la violencia juvenil.

Por lo que respecta a los medios materiales y humanos, en estos quince años se ha reformado el edificio de la Audiencia de Alicante, se han creado nuevas secciones y se han incorporado doce nuevos magistrados a la institución, siete de ellos a Alicante y cinco a Elche.

En definitiva, recalcó, «han sido 15 años muy densos de trabajo tras los que quiero agradecer a las personas que han querido voluntariamente formar parte de mi equipo de trabajo». El magistrado anunció que pretende «trabajar para la Justicia con la misma o más intensidad» en su nueva plaza de la Audiencia de Madrid con el objetivo de alcanzar un puesto en el Tribunal Supremo.