Las Provincias

Las familias piden votar el nivel de enseñanza plurilingüe en su centro

Alumnos en una clase de inglés.
Alumnos en una clase de inglés. / A. Domínguez
  • El futuro decreto entra en su recta final antes de su aprobación con la reunión de la permanente del Consejo Escolar donde se tratarán las últimas enmiendas

La Conselleria de Educación no quiere demorarse en la tramitación del futuro decreto de enseñanza plurilingüe y está cumpliendo sus plazos. El debate está a punto de cerrarse y está previsto que hoy se celebre la Comisión Permanente del Consejo Escolar donde se presentarán las últimas enmiendas antes de su paso por el Consejo Jurídico Consultivo y su aprobación por el pleno del Consell.

Los nuevos niveles de valenciano, castellano e inglés al que deberán acogerse los centros se aplicarán de forma gradual a partir del curso 2017-18, pero hay todavía flecos que quedan por cerrar. Uno de ellos es, precisamente, el de los seis niveles lingüísticos que recoge el borrador y que decidirá el consejo escolar de cada centro. Una decisión que generará diferencias entre colegios según implanten un programa más o menos avanzado, algo que preocupa a las familias que quieren garantías en la dotación de recursos, con profesorado capacitado en inglés, pero también piden que los padres y madres decidan el peso de las lenguas que los centros impartirán a los alumnos.

Al igual que se hizo con la jornada continua, la Confederación Valenciana de Asociaciones de Padres de Alumnos ha solicitado en una de sus enmiendas, que se tratarán hoy, que los distintos programas de educación plurilingüe sean elegidos por mayoría de dos tercios del claustro de profesores, por la mayoría de dos tercios del consejo escolar y por el 55% del censo total de padres y madres. Así se organizó con la votación de la jornada escolar el pasado 15 de septiembre, donde las familias decidieron la organización del horario este curso. El borrador de la Conselleria establece que el nivel será aprobado por dos tercios del consejo escolar tras debatirse en el claustro, pero Covapa -que lamenta la precipitación de Educación en aprobar el decreto- buscará hoy que esta decisión venga de la mano de las comunidades educativas, ya se está hablando «del futuro de la enseñanza de nuestros hijos».

La vinculación del valenciano para la obtención de certificados de inglés ha sido criticado por esta confederación -al igual que por la concertada, Concapa-, por lo que se ha solicitado que el porcentaje de uso de inglés sea el mismo en los niveles de intensificación en valenciano que en los de castellano; que se cambie la denominación de los niveles para no asociar castellano con básico y valenciano con avanzado (evitando el concepto de progresión como tendencia al valenciano ); que el castellano no se discrimine en cuanto a dotación de recursos y certificaciones, y que se reduzca el número de niveles, en especial los intermedios, «dejando los extremos de intensificación castellano y valenciano».