Las Provincias

La concertada «calienta motores» para evitar la supresión del Bachillerato

Protesta del sector de la concertada en Alicante. :: a. d.
Protesta del sector de la concertada en Alicante. :: a. d.
  • A partir de esta semana empezarán a movilizar a las Ampas para que informen a las familias de la situación en la que se pueden encontrar el próximo curso

La red concertada de la provincia ha empezado a preparar una nueva campaña de presión para evitar la supresión de los conciertos en Bachillerato y FP. No se descartan manifestaciones, con cortes de calles, ni la huelga. A partir de esta semana empezarán a movilizar a las Ampas para que informen a las familias de la situación en la que se pueden encontrar el próximo curso. También preparan un gran encuentro con todo el sector afectado -van de la mano con las dos patronales y los sindicatos mayoritarios FSIE y USO- con la participación de más de un millar de personas para decidir la hoja de ruta que seguirán.

La Conselleria de Educación anunció la semana pasada cambios en los conciertos, que la concertada ya se temía. El conseller Vicent Marzà confirmó que se revisarán los conciertos en educación posobligatoria y explicó que han pedido a los centros que pueden verse afectados que expongan con qué criterios llevarían ellos a cabo una reordenación. El conseller recordó que en la reunión que mantuvo con los dirigentes de Escuelas Católicas ratificó que los programas electorales «son para cumplirlos y que lo vamos a hacer, poniendo de manifiesto que es lo que se hace en la inmensa mayoría de los territorios, muchos de ellos gobernados por el PP, porque el bachillerato concertado es una anomalía en el conjunto del país».

La presidenta de Concapa, Julia Llopis, aseguró ayer que están «calentando motores» en los centros y se van a enviar cartas a las familias donde les informarán de la situación y del coste que supondrá la eliminación. Sus opciones serán pagar 4.000 euros al año por la privada o esperar a las vacantes que queden en la pública. «Justifican la eliminación en que es una etapa no obligatoria, ¿y qué pasa con las aulas de 2 años?», cuestionó Llopis, quien apuntó que solo en la ciudad de Alicante están afectados 1.200 alumnos.