Las Provincias

Padres valencianos piden igualar el porcentaje del inglés para no «discriminar» al castellano

Padres valencianos piden igualar el porcentaje del inglés para no «discriminar» al castellano
/ LP
  • Es una de las propuestas que realiza la Covapa en el documento de enmiendas que ha enviado al Consejo Escolar de la Comunitat Valenciana al borrador del Decreto del Consell

La Confederación Valenciana de asociaciones de padres de alumnos (Covapa) reclama que el porcentaje de uso de inglés previsto en el decreto de plurilingüismo sea el mismo en los niveles de intensificación en valenciano que en los de castellano, "para evitar así la notable discriminación" hacia la lengua española. "Castellano y valenciano deben tener siempre el mismo trato, garantizando derechos y libertades", detacan.

Esta es una de las propuestas que realiza el colectivo en el documento de enmiendas que ha enviado al Consejo Escolar de la Comunitat Valenciana al borrador del Decreto del Consell, por el que se establece el modelo lingüístico educativo valenciano.

La agrupación de AMPA pide que se reduzca con determinación el número de niveles, en especial los intermedios, y dejando los extremos de intensificación castellano y valenciano. Además, aboga por que uno de ellos incorpore la intensificación del inglés, idioma que debe estar también reforzado, por igual, en los otros niveles.

Covapa propone asimismo que se elabore como primer paso un plan que garantice el nivel de inglés de los profesores, y que se publique previamente el plan de dotación para esos cambios.

También apuesta por que los distintos programas de educación plurilingüe sean elegidos por mayoría de dos tercios del claustro de profesores, mayoría de dos tercios del consejo escolar del centro y el 55% del censo total de padres y madres. Y que la decisión del programa a elegir se circunscriba en todo caso a la comunidad educativa de cada centro, y no a la Conselleria ni a los profesores del centro.

Por otra parte, sugiere un cambio en la denominación de los niveles, para no asociar castellano con básico y valenciano con avanzado. "Evitar el concepto de progresión como tendencia al valenciano. Y para que la libertad de elección sea real se debe garantizar la continuidad en el programa en todos los casos, al pasar de primaria a secundaria, de secundaria a bachillerato... por lo que se hacen necesarios procedimientos que la garanticen".

Por último, esta confederación quiere que "el castellano tampoco sea discriminado en lo referido a dotación de los centros ni en lo referido a certificaciones".