Las Provincias

La infrafinanciación marca hoy la celebración del 9 d'Octubre

Enric Nomdedeu y el presidente Puig, ayer, juegan al Raspall.
Enric Nomdedeu y el presidente Puig, ayer, juegan al Raspall. / L. V.
  • Ximo Puig dejó claro ayer cuál será el eje de su discurso oficial del 9 d'Octubre y Vicent Soler habla de que las entregas a cuenta del Ministerio «son insuficientes»

La vicepresidenta y consellera de Igualdad, Mónica Oltra, ya lo dejó claro tras el Pleno del Consell del pasado viernes: el gran protagonista de la celebración del 9 d'Octubre, día de la Comunitat Valenciana, será el mensaje para reivindicar una financiación más justa para esta autonomía y negociar la deuda histórica. Ayer, el jefe del Gobierno valenciano, Ximo Puig, visitó Castellón para apoyar el juego y la tradición de la pilota valenciana y aprovechó para, además de hablar en clave nacional de la posible abstención técnica de los socialistas para evitar las terceras elecciones, también aludió al problema de la financiación. Y no fue el único. El conseller de Hacienda y Modelo Económico, el catedrático Vicent Soler, no dejó dudas sobre la preocupante situación que sufre la tesorería autonómica para el sostenimiento de los servicios básicos esenciales como sanidad y educación.

La reivindicación de la mejora en la financiación de la Comunitat Valenciana será «invariable» sea el Gobierno que sea. «No vamos a permitir que se continúe con la discriminación a la que se nos somete. Hasta aquí hemos llegado, y en Madrid lo dijimos con toda claridad. No puede ser que haya esta asimetría tan enorme entre unos ciudadanos y otros en España», subrayó Puig dejando ayer bien claro cuál será el eje de su discurso oficial en la recepción del Palau que reúne esta mañana a todos los estamentos institucionales de la región.

El El conseller de Hacienda, Vicent Soler, también se encargó ayer de dejar meridianamente claro cuál será el cuerpo central del argumento reivindicativo y conmemorativo de hoy. Asegura que las cifras que ha comunicado el Ministerio de Hacienda de las entregas a cuenta en 2017 y de la liquidación de 2015 que se cobrará el próximo año, para facilitar la elaboración de los Presupuestos de la Generalitat, son «insuficientes».

«Resultan claramente insuficientes para atender en condiciones de igualdad con el resto de comunidades autónomas los servicios públicos fundamentales (sanidad, educación y servicios sociales) de los valencianos», indica el también catedrático Soler.

Necesarios 2.464 millones

Soler señala que, según revelan los informes de la Comisión de Expertos encargados por Les Corts, la Comunitat necesitaría este año 2.464 millones para alcanzar el gasto promedio por habitante del conjunto de las comunidades y cumplir con el déficit. Sin embargo, los recursos del sistema para 2017 «sólo crecen 470 millones».

Tras criticar la comunicación de las cifras con dos meses de retraso, el conseller indica que el Ministerio «se ha limitado» a tomar como referencia la cifra equivalente de los ingresos de los Presupuestos Generales del Estado para el año 2016, ajustada a los índices y variables de la ley 22/2009, de 18 de diciembre, de financiación de las comunidades autónomas.

Según esos datos, la Generalitat recibirá en 2017 un total de 9.568,73 millones de euros (9.659,96 millones, menos el reintegro de 91,24 millones por el aplazamiento de las liquidaciones negativas de 2008 y 2009), lo que supone un 5,16 % más que este ejercicio.

Sin embargo, esta cantidad se desglosa entre unas entregas a cuenta de 8.029,79 millones (8.121,02, menos los citados 91,24 millones), un 3,16 % más que este año, y una estimación de liquidación del ejercicio de 2015 por importe de 1.538,94 millones, con un aumento del 17,03 %. Para Soler, el grueso del incremento en términos relativos es consecuencia directa de la liquidación de 2015, lo que supone que el Gobierno central «se equivocó en sus previsiones de aquel ejercicio en nada menos de 1.538 millones», un dinero de los valencianos que «ha retenido durante año y medio y que no nos transferirá hasta julio de 2017». Esa cantidad, que representa el 16 % de la financiación de 2017, no se recibirá hasta julio del próximo año, lo que provoca tensiones de tesorería en la primera mitad del ejercicio que causan «sufrimiento y retrasos innecesarios a miles de proveedores, familias y ciudadanos», ha indicado. Soler recuerda que el informe de la Comisión de Expertos que revela que la Comunitat Valenciana necesitaría 2.464 millones adicionales para cumplir con el déficit.