Las Provincias

La denuncia por las grabaciones de la anestesista del Clínico llega al juzgado

  • La Fiscalía de Valencia abrió diligencias de investigación penal por un presunto delito de coacciones

La causa judicial por presuntas coacciones a una anestesista del Hospital Clínico de Valencia para que renunciara a una plaza en este centro hospitalario sigue adelante. La Fiscalía de Valencia ha remitido el asunto al juzgado tras las diligencias de investigación efectuadas, tal como confirmaron fuentes del ministerio fiscal. Ahora este asunto «está judicializado», aclararon las fuentes.

A esta situación se ha llegado después de que el pasado junio la Fiscalía de Valencia abriera diligencias de investigación penal por un presunto delito de coacciones tras recibir varias denuncias por las supuestas presiones de profesionales del Hospital Clínico a otros facultativos para que renunciaran a obtener una plaza en el centro a la que aspiraban a través de la bolsa de trabajo de la Conselleria de Sanidad, según confirmaron en ese momento fuentes del ministerio público.

Las primeras informaciones sobre estas presuntas presiones surgieron a principios de junio al hacerse pública una grabación entre una jefa de sección de Anestesiología del Clínico y otra facultativa, en la que la primera presionaba a la segunda para que renunciara a una plaza a la que podía aspirar a través de la bolsa de trabajo de Sanidad.

Esta conversación recoge el momento en el que la responsable advierte a la aspirante de que si accede al puesto mediante esa vía de contratación que es la bolsa, le harían un «informe negativo» y estaría un mes en el puesto. A raíz de estos acontecimientos, el departamento autonómico abrió expediente a la jefa de sección y al jefe de servicio de Anestesiología. Además, el Colegio de Médicos de Valencia anunció la apertura de un expediente informativo.

Días después de que se denunciara esta situación en el Clínico, el Sindicato Médico Cesm denunció la existencia de otros nueve casos de coacciones de facultativos para que no aceptaran una plaza de la bolsa de trabajo en servicios del Clínico, La Fe y el Doctor Peset.