Las Provincias

Carcaixent estudia actuar en zonas privadas de monte para atajar incendios

Consecuencias en el término de Carcaixent. :: jesús sánchez signes
Consecuencias en el término de Carcaixent. :: jesús sánchez signes
  • El alcalde recuerda a los vecinos que el bosque se está recuperando bien pero se debe actuar en él para que no sea un polvorín

El próximo domingo 16 se cumplirán cuatro meses de un incendio que, fundamentalmente, arrasó buena parte del término forestal de Carcaixent. Hoy, el primer edil, Francesc Salom, cree que, con el paso del tiempo, se ha diluido la percepción de la gravedad del fuego entre la ciudadanía en general, no así entre la administración: «Nosotros tenemos que hacer que esa sensación no se olvide para que no se repita lo que pasó».

De este modo, el trabajo ya ha comenzado, aunque éste no se desarrolla con los plazos que se podrían considerar: «Ahora no es el momento de repoblar como podrían pensar, con muy buena voluntad, no lo dudo, algunas personas. El bosque está rebrotando muy bien y hay que esperar a la primavera». Salom comparó la situación del monte con la de un enfermo que sigue en la UCI «pero a quien no se puede operar todavía. El bosque es más resistente de lo que pensamos. Hay que hacer mucha gestión forestal».

Y es que del modo en que se actúe en los próximos meses y años depende mucho de que puedan repetirse las escenas del pasado mes de junio. El primer edil trasladó la opinión de técnicos ambientales y bomberos: «En cuatro o cinco años puede haber mucha masa vegetal, y si todo sigue a este ritmo, en 12 o 15 años, con la capacidad regenerativa del monte, podríamos tener un incendio igual si no va acompañada de gestión forestal, porque la montaña estaría llena, de nuevo, de combustible».

Salom no duda de la buena voluntad y de las intenciones de personas y colectivos de voluntarios, algunos de ellos incluso procedentes de empresas privadas, «pero ahora las prioridades son otras. Hay que esperar. Habrá tiempo de sobra para colaborar».

Para analizar el modo correcto en que actuar tras el incendio, la creación de una mesa de concertación, formada por Generalitat, Diputación, Ayuntamientos, asociaciones y profesionales, está dando sus primeros pasos con el objetivo de coordinar esfuerzos y actuaciones.

Una de las primeras medidas que se pueden tomar, tras los comentarios recibidos por parte de los bomberos, es la recuperación y mantenimiento de las pistas forestales: «Los bomberos explican que necesitan las pistas para poder acceder al fuego con mayor facilidad y que no se lucha solamente desde el aire».

El saneamiento de los árboles también se debe abordar en esta fase de inicial de recuperación, teniendo en cuenta qué ejemplares se han visto afectados únicamente de manera externa y podrán recuperarse por sí mismos o cuáles deben ser retirados. También se debe evitar el arrastre y la erosión en el caso de que se produzcan episodios de fuertes lluvias. En este mismo sentido, también se deben reconstruir los muros que pudieran haber sido afectados.

La limpieza y la consiguiente eliminación de algunos árboles, aunque pueda verse como un ataque a la naturaleza, no lo es, remarcó Salom, transmitiendo las opiniones de expertos en la materia: «Hay que reducir la densidad y evitar que haya una masa excesiva». Pero, a la hora de actuar en el monte, uno de los problemas con los que se encuentran estos organismos, recordó el alcalde, es el hecho de que la mayoría esté en manos privadas. Los propietarios de terrenos en zona protegida, relató Salom, están obligados por ley a actuar. Y deben hacerlo sabiendo que su inversión no tendrá ningún beneficio directo, sino únicamente el medioambiental, además de no poder realizar ninguna acción urbanística en sus terrenos. Al ser un rendimiento común para toda la sociedad, desde las administraciones, afirmó Salom, la intención es buscar alguna forma de colaboración o convenio con los propietarios, aunque también sería posible la realización de expropiaciones, un proceso más largo, farragoso y caro.

Por tanto, la intervención en terrenos públicos sí será «inmediata». «Este invierno ya habrá gente, en zonas públicas. Y mientras tanto en este año cero es posible que se realice algun taller formativo para el voluntariado, pero sería para aspectos muy concretos», concluyó el alcalde.