Las Provincias

Estudiantes de Valencia protestan contra la reválida del Bachillerato

fotogalería

La protesta de estudiantes, este viernes en Valencia. / DAMIÁN TORRES

  • Cientos de alumnos de Secundaria se quejan de la situación de «ansiedad e indefinición»

Varios centenares de estudiantes de Secundaria se han concentrado este viernes en Valencia para expresar su inquietud sobre la evaluación final de Bachillerato --la conocida como 'reválida'-- que prevé la LOMCE y todavía no se ha definido con el curso iniciado: "No sabemos nada y los profesores tampoco: ¿Qué va a pasar con nosotros?, se han preguntado los alumnos, que han criticado la situación de "ansiedad e indefinición" que padecen.

El colectivo reclama mantener la Prueba de Acceso a la Universidad (PAU) a finales de este año educativo 2016-2017 y exigen una nueva ley educativa que sustituya a la LOMCE.

Los cientos de jóvenes --500 según la Policía y más de 1.000 según los convocantes-- se han concentrado en la céntrica calle Colón, frente a la Delegación de Gobierno, en una acción impulsada por los propios estudiantes y que han apoyado decenas de profesores, varios sindicatos y representantes políticos.

Los estudiantes portaban pancartas con lemas como 'Educación sin valores: sociedad sin futuro', 'No solo los ricos quieren estudiar', 'Cuando la injusticia se hace ley la revuelta es un derecho', 'Nos han quitado tanto que acabarán quitándonos el miedo' o 'Wert: menos toros y más educación', apoyadas con pitidos, gritos de 'No a la Lomce' y lápices gigantes.

La iniciativa surgió hace unas semanas de parte de la recientemente constituida Xarxa d'Instituts Valencians, una plataforma integrada por 28 centros de secundaria públicos y concertados de la provincia de Valencia y Castellón. Todos se reunieron en asamblea en cada instituto y recabaron el apoyo de la dirección, tras lo que acordaron varias ideas de protesta en un encuentro. De hecho, en una sola tarde llegaron a sumarse hasta 12 centros.

Su intención es continuar con las reivindicaciones en las próximas semanas y sumar fuerzas de otras comunidades autónomas. "No vamos a parar", ha manifestado una de las jóvenes, Maria, que ha destacado que esta semana la protesta llegó a ser cuarto 'trending topic' en Twitter a nivel nacional y primero en la capital del Turia y en Barcelona, y ha avanzado contactos de la Xarxa con centros de Madrid, Cataluña y Galicia.

Esta portavoz ha subrayado que en la iniciativa "no hay ninguna ideología predominante, ni partidos ni sindicatos" y que, por ello, rechazan "todos los símbolos y cualquier bandera: somos estudiantes que queremos respuestas y somos protagonistas". Con estas palabras, ha lamentado que en las últimas manifestaciones educativas "todo era 3+2 --nuevo modelo de grados y másteres-- y ya nadie habla de la LOMCE en la calle".

«Es nuestra vida, nuestro futuro»

Sobre la 'reválida', la misma estudiante ha denunciado que los alumnos que terminan este año el Bachillerato "no saben nada, ni el tipo de examen ni preguntas", lo que les genera "una situación de ansiedad y de indefinición. "Es nuestra vida y nuestro futuro: ¿Qué va a pasar con nosotros?", ha manifestado.

Por ello, ha expresado que los 28 institutos reclaman "que se mantenga la actual Selectividad" porque, ha criticado, "no se puede dejar la prueba en el aire y 'ya os apañáis'" y "no han contado con la opinión de los alumnos ni la de los padres: Es una ley de 'porque yo lo digo y ya está'". La estudiante ha reclamado "empatía" de la administración educativa ante una situación que "es de risa por no llorar" y ha recordado que los jóvenes están "hartos de que jueguen" con ellos.

Modelo PAU «entre comillas»

En la misma línea, una profesora de Valenciano de Bachillerato de L'Alcúdia (Valencia) ha denunciado que las 'reválidas' son unas pruebas "externas" que no han contado "para nada" con la opinión de los docentes que están "día a día con los alumnos".

"Estoy angustiada: he empezado el curso haciendo lo que creo que tengo que hacer y dando una visión de conjunto de la asignatura", ha explicado, para lamentar que no le queda "otra alternativa" que seguir el modelo de la PAU "entre comillas".

A la concentración también ha acudido la secretaria de Educación del PSPV, Inmaculada Sánchez, que ha criticado la "indefinición brutal" del modelo propuesto por el Gobierno y ha advertido que, este curso, los estudiantes "se han matriculado de asignaturas que no saben si se van a examinar".

Al respecto, ha recordado que el decreto de las 'reválidas' establece que hasta el 30 de noviembre se pueden dictar órdenes", si bien considera que "ya es muy tarde". También ha apoyado prorrogar la Selectividad "al menos" un curso y se ha dirigido directamente a los jueces: "Tienen hijos y deben saber que se está legislando en su contra".

Plantean «insumisión»

Desde la Federación de asociaciones de madres y padres de alumnos de al provincia de Valencia (FAPA-València), la secretaria general, Ester Concepción, ha apuntado que la LOMCE es "una forma más de hacer guetos y separar a los que valen de los que no", por lo que ha urgido a "paralizar ya" la ley y ha esbozado que "podría valorarse el tema de la insumisión ante las pruebas", algo en lo que cree que los Gobiernos autonómicos "tendrían que ser más fuertes y hacer boicot". "Esto es solo una primera batalla", ha remachado.

Por parte de los sindicatos, el portavoz de la Federación de Enseñanza de CCOO PV, Pau Díaz, ha coincidido en que la 'reválida' tanto "obstaculiza" a los alumnos como "cuestiona el trabajo de los docentes", ha abogado por "empujar" ante la situación actual de "'impass'" del Gobierno en funciones para reclamar "un pacto que blinde la educación pase lo que pase".

Sobre este punto, el responsable de Acción Sindical de STEPV, Marc Candela, ha defendido que el acuerdo debería ser "lo más amplio posible" con alumnado, padres, profesores, sindicatos y partidos en el Ejecutivo, y ha celebrado que los estudiantes "reaccionen frente a una agresión".

Por su parte, el Sindicat d'Estudiants ha advertido que "este es sólo un primer paso y el próximo será la huelga general de estudiantes, madres y padres que el Sindicato de Estudiantes, junto a la CEAPA, convoca para el 26 de octubre, y a la que llamamos a participar a los sindicatos de docentes". "Necesitamos un clamor en la calle, en las principales calles de todos los puntos del Estado, para decir ¡reválidas no, LOMCE no, recortes no!", expresa este colectivo.