Las Provincias

El Consell pide al Gobierno 38 millones para el transporte metropolitano

  • Obras Públicas envía una carta a Montoro en la que exige «voluntad política» para que las ayudas se incluyan en los presupuestos de 2017

valencia. Las consellerias de Obras Públicas y Hacienda remitieron ayer una carta al Ministerio de Hacienda para reclamarle una subvención de 38 millones que se destinarían a financiar el transporte metropolitano de Valencia, es decir, una petición para recuperar el contrato programa.

«Hemos hecho el trabajo y, por tanto, en los presupuestos de 2017 tiene que figurar esta subvención porque, desde el año 2011, la Comunitat ha dejado de recibir más de 350 millones en subvenciones del Estado para el transporte, criticó la consellera de Obras Públicas, María José Salvador, tras la firma de la misiva dirigida a Cristóbal Montoro en compañía de su homólogo de Hacienda, Vicent Soler.

Hacía referencia Salvador a «los deberes» impuestos por el Ejecutivo central para optar estas ayudas, como la elaboración de planes de movilidad sostenible (actualmente en proceso de licitación) y la recuperación de la Autoridad Única del Transporte, que se prevé su puesta en marcha para comienzos del próximo año. Por ello, la consellera, que recordó que la reclamación se realiza desde hace un año, reclamó «voluntad política» para que la partida se incluya en los presupuestos de 2017 o, en su caso, en la prórroga de los actuales tal y como sucede con otras ciudades como Madrid o Barcelona.

Así, en la carta se resalta el «agravio» que supone «la inexistencia de aportaciones por parte del Estado a la financiación del transporte metropolitano de Valencia». Por su parte, Vicent Soler subrayó que esta es una muestra más del trato «absolutamente discriminatorio» del Gobierno central.

Durante la comparecencia conjunta, Salvador también hizo referencia al túnel pasante de Valencia tras el conflicto surgido con el Ministerio de Fomento en un foro técnico sobre el corredor mediterráneo organizado por la Unión Europea. Para la consellera, es «injustificable» que el ministerio no respaldase en Bruselas la ejecución de esta infraestructura. También lamentó que el ministro en funciones, Rafael Catalá, no haya respondido a la carta remitida en septiembre.