Las Provincias

Beteta defiende las diputaciones como ejemplo «de éxito» en la gestión

César Sánchez y Antonio Beteta, durante el foro celebrado ayer en el ADDA.
César Sánchez y Antonio Beteta, durante el foro celebrado ayer en el ADDA. / EFE
  • El secretario de Estado de Administraciones Públicas considera que son instituciones «absolutamente imprescindibles»

El secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, valora como «absolutamente imprescindible» la existencia de las diputaciones provinciales como administraciones «intermedias» que «vertebran el territorio y son capaces de dar satisfacción a las necesidades de los ciudadanos». Beteta defendió las instituciones provinciales en el marco de la inauguración del foro 'Historia, presente y futuro de las Diputaciones' junto al presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez, en el Auditorio de la Diputación (ADDA) ayer jueves.

Además, aseguró que el marco de la administración local en España es un «caso de éxito» que se está estudiando «con atención», y argumentó que desde 2011 los entes locales han alcanzado un superávit «consolidado» de 4.000 millones de euros «año tras año» es «un éxito sin precedentes y sin parangón en el mundo».

El secretario recordó que ha sido posible por un «aparato legislativo muy importante», y una «voluntad política de los gestores de llevarlo a cabo». En ese sentido, puso en valor el papel de las Diputaciones que están contribuyendo «sostenidamente a ese volumen de recursos, a disposición dentro de las cuentas generales del Reino, con el objetivo de reducir el déficit del Reino de España».

«Solo existen dos diputaciones que no están cumpliendo con el déficit presupuestario, con una cantidad ínfima, lo que pone de manifiesto el auténtico éxito porque en su conjunto superan los 800 millones de euros el superávit que aportan al sector local, de los cerca de 5.000 millones que tiene», explicó.

A su juicio, las diputaciones garantizan al ciudadano del pequeño municipio acceso a «servicios públicos en calidad equivalente a la del ciudadano que vive en una gran ciudad», y recordó que España tiene 8.117 municipios de los que el 85% tiene menos de 2.000 habitantes.

Por su parte, el presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez, afirmó que la cita debe servir para «debatir sobre el presente y el futuro» de unas instituciones «necesarias» y que «garantizan la libertad de oportunidades de quien libremente ha decidido vivir en pequeños municipios».

Sánchez alertó que sin la ayuda de las diputaciones los pequeños municipios «tendrían prácticamente que desaparecer» y con ello se produciría «el fenómeno de la despoblación», que llevaría al «abandono de los campos, la agricultura, la historia y la identidad y todo lo que hay detrás de un municipio».

Por su parte, el portavoz socialista en la Diputación de Alicante, José Chulvi, consideró que este tipo de foros «son positivos» pero reclamó que cuando se debate sobre el presente y el futuro debe tenerse en cuenta «una opinión diferente». «Hubiera sido interesante también la presencia de alguna persona que de alguna manera han cuestionado el papel actual de las diputaciones o qué diseño se puede tener de cara al futuro», dijo.

Chulvi opinó, sin embargo, que se está haciendo un buen trabajo desde las diputaciones provinciales, pero ha entendido «positivo» escuchar las voces contrarias a ellas para «poner en marcha muchas mejoras» que considera necesarias. En ese sentido, apostó por la elección directa de los diputados provinciales.