Las Provincias

Tejerina rebaja la tensión y autoriza el máximo caudal del Tajo que permite la ley

La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, durante la firma del acuerdo con el sector lácteo.
La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, durante la firma del acuerdo con el sector lácteo. / EFE
  • Andújar destaca que la ministra de Agricultura «está cumpliendo» al autorizar el envío de 60 hectómetros para beber y regar hasta diciembre

Los regantes recibieron ayer con alivio la autorización de la ministra de Agricultura, en funciones, Isabel García Tejerina, para transferir 60 hectómetros cúbicosde la cabecera del Tajo a la cuenca del Segura para atender los cultivos hasta diciembre. El Sindicato Central de Regantes del Trasvase dispondrá de unos 45 hectómetros en origen, ya que el resto se destina a los abastecimientos. El Ministerio matizó que este volumen «podrá ser objeto de revisión en función de la coyuntura hidrológica».

El presidente del Scrats, José Antonio Andújar, manifestó ayer que» la ministra ha cumplido» y destacó que ha autorizado el máximo que permite la ley en las circunstancias actuales, de 20 hectómetros por mes. Andújar precisó que este desembalse «ayudará a rebajar la tensión» que se vive en la cuenca del Segura por la falta de recursos.

La Comisión de Explotación del acueducto propuso el lunes el envío del caudal máximo que prevén las reglas de explotación, como publicó 'La Verdad', basándose en las existencias que había el día 1 de octubre en los embalses de Entrepeñas y Buendía, que fue de 439 hecómetros, sin contar las reservas de la presa de Bolarque, con 32 hectómetros. El informe de la directora general del Agua, Liana Ardiles, considera que la probabilidad de llegar al Nivel 4 -que prohíbe cualquier trasvase- «es nula». La Comisión ha mantenido el criterio de autorizar desembalses trimestrales, como en las ocasiones anteriores y según viene recogido en la ley.

Los técnicos han tenido en cuenta las entradas de agua en Entrepeña y Buendía previstas entre octubre y diciembre con el fin de asegurar en primer lugar las demandas propias del río Tajo, principalmente entre la cabecera y Aranjuez. También se ha tomado en consideración la garantía de los abastecimientos a la población. El año pasado por estas fechas había 106 hectómetros menos en la cabecera. En aquellos momentos se desembalsaron volúmenes muy pequeños, casi simbólicos.

El 1 de enero, la reserva no trasvasable en Entrepeñas y Buendía aumentará a los 368 hectómetros. El Ministerio destacó ayer la legalidad de este envío, en cumplimiento de la normativa vigente. Recordó que la cabecera se encuentra en el Nivel 3, y que la línea roja está situada en estos momentos en los 336 hectómetros, por lo que el resto es trasvasable. «El desembalse atenderá las necesidades hídricas de las cuencas receptoras, a la vez que garantiza todos los suministros de agua de la cuenca cedente, así como el abastecimiento de 2,5 millones de personas de las provincias de Murcia, Alicante y Almería», señaló en una nota.

Berenguer: «Muy positivo»

En las dos últimas semanas, el Ministerio de Agricultura y el Consejo de Ministros han autorizado la prórroga del decreto de sequía y han aprobado la nueva conducción de la desaladora de Valdedentisco, así como las cesiones de derechos (compraventa de caudales), que seguirán en los próximos meses . También se ha puesto en marcha la comisión para estudiar los pozos del Campo de Cartagena y los convenios para aumentar la producción de las desaladoras.

El presidente de la Comunidad General de Riegos de Levante (margen izquierda), Javier Berenguer, calificó como «muy positivo» el trasvase aprobado, «aunque falta mucho por hacer. Estamos esperando a que también se pongan en marcha los pozos de sequía. Y que se agilicen las cesiones de derecho de otras comunidad para que no pase lo de este año, que se aprobaron pocas y a última hora. Además de la ampliación de la capacidad de producción de la desaladora de Torrevieja, que está en marcha actualmente. El año hidrológico acaba de empezar y tenemos muchos meses por delante. Además tener en cuenta que está haciendo mucha calor este mes de octubre, por lo que suponemos que los consumos se incrementarán. Pero no podemos relajarnos, tenemos que seguir trabajando por solucionar de una vez por todas los problemas de agua que sufrimos año tras año.