Las Provincias

La secretaria judicial de Dénia descubrió el desfalco por azar

  • El agujero económico ascendía a 203.255 euros

La letrada de la Administración de la Justicia (anteriores secretarios) que halló el agujero de 203.255 euros de la cuenta de Primera Instancia 1 de Dénia lo descubrió «por casualidad» cuando fue a comprobar un fax en el que figuraba el pago de las costas de un procedimiento que ella no había autorizado.

Cuando fue a pedir explicaciones al funcionario responsable del asunto, el principal acusado del desfalco, se encontraba de baja, por lo que se topó con la presunta estafa al ir al banco a comprobar el cobro de ese dinero. «Me alarmé», aseguró ayer ante el tribunal de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial, y días después «lo denuncié». La secretaria, que abandonó el juzgado en 2012, negó que formara parte de la trama del cabecilla de la trama, tal y como este insistió en su declaración.

También explicó cómo el reo, que está preso por otra causa y cuenta con un expediente disciplinario por su «poca diligencia», tuvo que sustraerle una libreta donde guardaba las claves de acceso a la cuenta judicial esquilmada. Igualmente, la testigo destacó la «buena imitación» de su firma, si bien recalcó que «en ningún caso es la mía».