Las Provincias

Los padres del colegio 103, indignados por el nuevo retraso de las obras

Participantes en la protesta organizada ayer en la entrada del colegio. :: lp
Participantes en la protesta organizada ayer en la entrada del colegio. :: lp
  • Familias y alumnos del único centro en barracones de Valencia se concentran para denunciar los problemas de las instalaciones

Un centenar de padres y alumnos del colegio 103 de Valencia se concentraron ayer a primera hora para reivindicar la construcción del nuevo centro, cuyas obras vuelven a retrasarse por enésima vez, y para poner de relieve los problemas que padece la escuela. Se trata del único colegio público de la capital conformado por barracones y escolariza a unos 400 estudiantes de Infantil y Primaria.

Para la ocasión, se ha diseñado un cartel en el que bajo el epígrafe de 'Educando bajo la lluvia' se representa a José Císcar, María José Català y Vicent Marzà, los consellers que han prometido plazos de obras que no se han cumplido. Hay que recordar que los gestores actuales afirmaron en septiembre de 2015 que las actuaciones se iniciarían antes de que terminara este año. Sin embargo, la última fecha facilitada al Ampa es marzo de 2017.

El motivo del retraso, siempre según los padres, es que se necesita la licencia de obras municipal, que no llega porque todavía quedan servicios municipales por pronunciarse en relación al proyecto. La última pega, según las mismas fuentes, tiene que ver con las servidumbres aeronáuticas. «Lo único que pedimos es que las dos administraciones trabajen conjuntamente para sacarlo adelante porque necesitamos una solución», en palabras de la presidenta del Ampa, Raquel Lafarga. Las familias reclaman que no se demore más la actuación y se mantenga la fecha planteada inicialmente.

Los participantes en la protesta iban ataviados con paraguas, una manera de poner énfasis en los problemas que se producen cuando llueve. De hecho, tras la tromba del pasado 14 de septiembre se inundaron diferentes estancias, estropeando ejemplares del banco de libros custodiados en el centro que sobraron de Xarxallibres y afectando a equipos informáticos. Como explicó Lafarga, días después tuvieron que ser desalojadas varias clases por las filtraciones, que afectan también a la instalación eléctrica o a los aparatos de aire acondicionado.

«Cuando se detecta una gotera vienen responsables de la empresa y ponen un parche. La conselleria se ha comprometido a instalar una doble cubierta -ya está colocada sobre el aula de música-, pero nos dicen que lo harán cuando los niños estén de vacaciones, lo que interpretamos que será en Navidad. Sólo pedimos un esfuerzo y que lo hagan cuanto antes, por ejemplo, aprovechando los fines de semana», dijo.

El Ampa también reivindica que la valla perimetral esté en condiciones para «garantizar la seguridad y privacidad de los niños» o que se acondicione el patio de Infantil, donde por ejemplo no hay papeleras.

«Mirar hacia otro lado»

En la protesta participó el portavoz municipal de Ciudadanos, Fernando Giner, quien acusó al alcalde Joan Ribó y al conseller Vicent Marzá de «mirar hacia otro lado mientras las lluvias provocan problemas a los 400 alumnos que estudian en los barracones del colegio 103».

En un comunicado, criticó que Ribo dijera que «la construcción no es asunto suyo, ya que la competencia es de la conselleria» y que Marzá hiciera lo propio asegurando que no se levanta porque no están las licencias. «El drama es que ninguno tiene voluntad de solucionarlo ni se responsabiliza de la falta de infraestructuras escolares en la ciudad», añadió. También señaló que en la Comunitat hay 7.000 alumnos que estudian en colegios en los que todas las aulas son barracones.

Por último, recordó al alcalde de la capital que «cualquier problema que tenga un ciudadano de Valencia es responsabilidad de suya», y le pidió que negocie con Educación para encontrar una solución y no se «refugie en excusas de mal gestor».